APELLIDOS de raigambre mapuche

APELLIDOS

 

de raigambre

mapuche

 

 

compilación en terreno de:

Gilberto Ulloa Eugenín

[apellidos aborígenes chilotes. ediciones olimpho, santiago, 1992: 104 pp.]

Esteban Barruel

[Breve descripción geográfica y toponímica de Calbuco y apellidos aborígenes de Chiloé. Orgraf Impresores, Viña del Mar, 1992: 240 pp.]

 

Material procesado por:

renato cárdenas álvarez

 

quien, además, consultó las siguientes fuentes:

 

  • Esteban Erize. Diccionario comentado mapuche-español. Araucano, pehuenche, pampa picunche, ráncülche, huilliche. Editorial Yepun, Bahía Blanca, Buenos Aires, 1960.
  • Ernesto Wilhem de Moesbach. Voz de Arauco. Explicación de los nombres indígenas de Chile. Imprenta Padre las Casas. 1960: 264 pp.
  • Ernesto Wilhem de Moesbach. Botánica Indígena de Chile. Editorial Andrés Bello, Santiago, 1992: 140 pp.
  • Ernesto Wilhelm de Moesbach, y Walterio Meyer Rusca. Los Huilliches a través de sus apellidos.  Estudio etimológico de los patronímicos aborígenes sureños. Imprenta San Francisco, Padre Las Casas, Temuco, 1955: 227 pp.
  • Ernesto Wilhelm de Moesbach, y Walterio Meyer Rusca. Idioma Mapuche. Imprenta San Francisco, Padre Las Casas, Temuco, 1963: 265 pp.
  • Walterio Meyer Rusca. Diccionario geográfico-etimológico-indígena de las provincias de Valdivia, Osorno y Llanquihue, con la colaboración del Reverendo Padre W. De Moesbach. Imprenta San Francisco, Padre Las Casas, Temuco, 1955.
  • Fray Félix José de Augusta. Diccionario Mapuche-español. Ediciones SENECA, Santiago, 1989: 304 pp.
  • Pedro. Armengol Valenzuela. Glosario etimológico de nombres de hombres, animales, plantas, ríos y lugares y de vocablos incorporados en el lenguaje vulgar, aborígenes de Chile y algún otro país americano. Imprenta Universitaria, Santiago, 1919: 2 volúmenes.
  • Félix Morales Pettorino y Otros. Diccionario Ejemplificado de Chilenismos. Editorial Universitaria, Santiago, 1984-1987: 4 tomos.
  • Dr, Juan Grau V. Voces Indígenas de Uso Común en Chile. Glosario Etimológico..., 2ª edición, Ediciones OIKOS Ltda., Santiago de Chile, 1998: 446 pp. 
  • Renato Cárdenas Álvarez. El libro de los lugares de Chiloé. Ediciones ORÍGENES, Santiago, 1997: s/paginar. 
  • Renato Cárdenas Álvarez. Chiloé: Diccionario de la Lengua y de la Cultura. Tercera Edición, Editorial Olimpho, Santiago, 1996: 254 pp.
  • Renato Cárdenas Álvarez. Botánica de la Cotidianidad. Ediciones LOM, Santiago. En prensa. 
  • Alberto Vúletin. Neuquén. Toponomástico... Ediciones Siringa Libros, Neuquén 1979: 500 pp.  
  • Rolf Foerter G. Introducción a la Religiosidad Mapuche. Editorial Universitaria, Santiago, 1993: 184 pp.
  • Horacio Zapater. Los Aborígenes chilenos a través de cronistas y viajeros. Editorial Andrés Bello, Santiago, 1973: 142 pp.
  • Greta Mostny. Culturas Precolombinas de Chile. Editorial del Pacífico, Santiago, 1954: 128 pp.
  • Carlos Ignacio Kuschel y otros. Apellidos huilliches, mapuches, pehuenches. Imprenta prisma, Santiago, 1997: 297 pp.
    • Ramírez Sánchez, Carlos. Onomástica Indígena de Chile: Toponimia de Osorno, Llanquihue y Chiloé. Universidad Austral de Chile, Valdivia, 1988: 230 pp.

 

 

 

 

 

 

 


EL LINAJE MAPUCHE

Cuando los españoles ingresaron a las tierras de los mapuche -entre el valle del Choapa y Chiloé- observaron que esa sociedad se organizaba a partir de la familia consanguínea y que su religión entroncaba con esta misma idea, ya que Pillán no era sino un arraigado culto a sus antepasados.[1]

         Llamó también la atención de los primeros europeos unos postes de madera que representaban zorros, tigres, pumas y otros objetos y animales. Alonso de Ercilla escribe: “... cuando entraron los españoles en aquella provincia, hallaron sobre todas las puertas y tejados águilas imperiales de dos cabezas hechas de palo, a manera de timbres de armas”.

         Mariño de Lovera, por su parte agrega: estas águilas son “como las que traía el Emperador Carlos V en sus escudos”. Preguntaron entonces a los mapuche y ellos “...respondieron que no sabían el origen de ellas, por ser cosa antiquísima, de que no tenían tradición más de que así las hallaron sus padres y abuelos”.[2]

         El agrupación inmediata a la familia es el clan. Se trata de un grupo de parentesco unilateral que reconoce un tronco único de descendencia, un antepasado remoto, generalmente legendario o mítico. En este caso es el Pillán.

         Los clanes mapuche eran totémicos, es decir,  reconocían vínculos ancestrales con un objeto, animal o planta. Esa relación las simbolizaban con estas representaciones esculturales  y a través del nombre de sus linajes o cüngas.

         El Padre Luis de Valdivia advierte: [3] “...y no hay indio que no tenga un apellido de éstos, que significan sol, león, sapo, zorra. Y tiénense particular respeto, unos a otros, los que son de un nombre de éstos que se llaman Quiñe lacu [de un nombre].”

          Lacu significa el abuelo paterno y sus nietos. Esto nos dice que el abuelo paterno y los hijos [de ambos sexos] de sus hijos varones, llevan el mismo apellido o cünga. La madre, por exigencias exogámicas de la sociedad mapuche, debe ser de otro clan y, por lo tanto, no transmite su apellido, pero vincula los linajes [los nombres masculinos circulan sólo al interior del linaje].[4]

         La imposición del nombre -güi- se hacía en una ceremonia que se llamaba lacutun, cuando se trataba de varones, y catancahuiñ [fiesta para la perforación de las orejas][5], cuando era una niña la iniciada.

         En ambos casos se hacían ofrendas a los protectores y se pedía  que los atributos del donante del nombre -el abuelo- pasen al nieto receptor. Esto los hacía dependientes.

         A la muerte de uno,  el otro se transforma en doliente: participa de las exequias, colabora con víveres para el entierro, etc. El muerto, a su vez, velará por el vivo y, a través del sueño [peuma] lo aconsejará y lo pondrá sobreaviso cuando corresponda.

         El güi compromete a los antepasados muertos; ellos siguen viviendo en la tierra a través de sus apellidos, en una suerte de reencarnación.

         Estas obligaciones permiten la perpetuación del cunga y, por su intermedio, la observación y el cumplimiento de la tradición, de la ley mapuche: del admapu.

         Las nombraciones o güi eran fiestas de celebración. A veces ocurría en el Huetripantu, época en que también las machis renovaban ritualmente sus poderes.

         El apellido totémico se mantenía invariable y era transmitido, como dijimos, por línea paterna. La colocación del nombre individual lo explica otro misionero, Bernardo Havestadt[6]: “El padre pone el nombre propio a estos sobrenombres... En primer lugar tiene en cuenta el nombre genérico... Por ejemplo, hay quienes tienen por sobrenombre de cùga Hueque, carnero de Chile. Considera luego propiedades peculiares para denominar a sus hijos de otro modo: Liùhueque, carnero blanco; Curùhueque, carnero negro; Neculhueque, carnero corriendo.”[7]

      El Padre Housse agrega: a las mujeres les ponían nombres “totalmente ridículos, a veces despectivos y, a menudo, graciosos”. El mismo da algunos ejemplos que, no nos parece tan extravagantes : Chodcadi ‘costilla amarilla’; Huillinantu ‘nutria del sol’; Rayentrai ‘cascada de flores’; etc.

      Otro sacerdote, Moesbach, complementa: “Será por lo ridículo de sus nombres que las mujeres indias se hacen tanto rogar para divulgarlos”.

         El Padre Rosales escribe: “...creciendo las niñas, siendo mujeres, no las nombrarán por su nombre... porque se persuaden a que si las nombran se han de caer muertas. Y  la misma abusión tienen las suegras con los yernos, que no los han de nombrar ni llamar por sus nombres.”[8]

         Estos nombres particulares eran epítetos que, de manera objetiva o subjetiva, querían caracterizar al nombrado. Hay antecedentes que señalan que estos nombres no eran de por vida, sino que correspondían a etapas de su desarrollo. Lo único eterno era el cünga.

                   “Acostumbraban estos indios cuando nacen los hijos de ponerles nombre, y cuando son de edad de doce o quince años le ponen otro nombre; y cuando son de xxx o xxxxi años, le ponen otro nombre”.[9]

                Luis de Valdivia, señala seis nombres para el individuo, en sus distintas edades o estados: niño que mama; muchacho o muchacha que comienza a servir para algo; desde los 12 años hasta que se casa; como mujer u hombre casado; de 30 a 40 años; ancianos.

Los antepasados

El mapuche creía que los antepasados intercedían entre los hombres y las divinidades mayores.

                Para el antiguo mapuche todo fenómeno, acontecimiento, cosa estaba contenido en una totalidad. ‘La tierra de los mitos es redonda’, acota Claude Levì- Strauss. El mapuche concebía que “todos los animales, las plantas, los ríos, los montes y el hombre poseen un espíritu, aquel que les da la vida y el aliento.”[10] Esta hierofanía llevaba al antiguo a tener una relación casi sagrada con la naturaleza.

                María Ester Grebe, señala que este creador es un ‘espíritu dueño y guardián de la naturaleza’, identificándolo con Pillán, y nos cuenta como una vez creado el mundo el Dios y su esposa dejaron en cada cosa un Ngen que era el cuidador  del Dios. Estos son los cuidadores o dueños de los cerros [Ngen-huincul], de las aguas [Ngen-co], etc. Son seres animados, activos, con caracteres antropomorfos, zoomorfos y fitomorfos.[11]

                   En torno a estas creencias se forman en la antigüedad mapuche cofradías esotéricas, muy de élite, responsables de los vínculos con sus tótemes. A través de ritos y ceremoniales mágicos -con la participación de todo el grupo totémico- convocaban a su aliado. Por ejemplo, una rogativa al tótem HUENO y CO estará orientada a influir a esas fuerzas en la normalización de las caídas de agua [sequía o lluvia excesiva].

                   El tótem se proyecta así como un epónimo o tutelar protector de todos los que llevaban su nombre y, a través de ellos, de toda la comunidad.

                   Estos cultos totémicos se fundían con aquéllos a los antepasados. Al espíritu de quienes habían descendido del fundador del clan, en especial a su espíritu [pülli] quien gobernaba las fuerzas de la naturaleza, los pillanes.

                Llaman Pillán “a lo vigoroso, a lo extraordinario, a lo poderoso, al inquietante fenómeno”. De allí que pueda ser entonces soporte de los antepasados, los que al retornar a la tierra lo hacen con dichos atributos. [12]

        Este Pillán antepasado, fundador de la tribu, era un ser múltiple, protector y auxiliador y su personalidad y cualidades cambiaban de acuerdo a los grupos totémicos. El concepto de múltiples deidades indica la progresión del ser humano hacia su propia sacralización. “Todos los mapuches pueden -señala Faron- con el tiempo transformarse en halcones del sol”.[13]

                No hay un Dios, en el sentido occidental, pero sí estos protectores que la antigüedad asoció a Pillán y cuya concepción con el tiempo se ha alterado. La tradición señala que en cada cosa hay un cuidador, un nguen. Empero, Nguenechén y Nguenemapu, hoy son deidificados y así también lo ha sido el mismo Pillán.

                   Los antepasados recorren la tierra con los seres superiores y están ‘siempre vigilantes, alertas a proteger y ayudar a sus parientes vivos’. Todo esto en un marco de reciprocidad como lo adelantáramos. Cuando estos vínculos se relajan o se rompen por alguna infracción al código moral por parte de sus herederos, peligran y pueden ser atrapados por los brujos y forzados a realizar actos malos durante la noche.[14]

                   Para evitar estos riesgos hay que estar siempre vigilantes y cuidar de los ritos, desde el funerario, preparando adecuadamente el viaje hacia la tierra de arriba. Así se hará del muerto un verdadero muerto: un antepasado. Desde el huenumapu será mediador: dará buena suerte a su familia y clan. Participará así de la condición sagrada y de la condición humana.

                   El nguillatún es un rito. “...además de expresar y traducir relaciones sociales establece una comunicación y una praxis simbólica: entre los dioses y los hombres en el sacrificio; entre los grupos de parentesco y en los bailes del choique-purún.”[15]

         Pero el poder de estos antepasados no proviene sólo de su función mediadora y paradigmática, sino también de que ellos ‘representan la historia total de su cultura, constituyendo de este modo las fuentes de conocimiento para todo el conocimiento y acción humanos’[16].


 

cünga, cordón umbilical mapuche

Al hablar de los apellidos mapuche necesariamente tenemos que crear el marco socio-cultural e histórico desde donde se construye.

                   Hemos señalado que la alianza totémica consistía en que los varones tomaran el nombre del animal, planta o cosa con la que habían establecido este pacto y lo transmitían a sus descendientes [en línea materna o paterna, según los tiempos].

                   La expresión material de ese pacto -hemos dicho- se expresaba en distintos símbolos totémicos, como los postes instalados frente a la ruca y ya desaparecidos, o a través del cünga [linaje o apellido] que es la manifestación lingüística de esta tradición cuya forma religiosa es el Pillán y sus variadas apariencias.[17]

                   Este pacto ancestral ha funcionado en lo que hoy es el área mapuche: en Argentina, en gran parte de la Patagonia y, en Chile desde el Valle del Mapocho hasta el Archipiélago de Chiloé.

                   Aquí, el cünga lo reconocemos en los apellidos [antroponimia][18] y en el nombre de muchos lugares [toponimia][19] de este archipiélago. Sin embargo, estas voces son sólo significantes, imágenes acústicas. La gente no sabe qué significan. Se ha perdido todo vínculo con la lengua, con los entornos originarios y los cultos a sus antepasados ya no se practican.

                   No hemos hallado linajes que pudiéramos reconocerlos como locales, a pesar de estar referidos a animales, vegetación, objetos y culto fácilmente reconocibles y la mayoría de ellos existente aquí[20]. Pero son los mismos de toda el área mapuche. Sin duda que llegaron con los primeros inmigrantes, de otra geografía y de otra matriz Lo que descubrimos aquí son nuevas combinaciones, encuentros de linajes, diferentes a otras regiones del mundo mapuche, transformados en los nuevos territorios por inéditas circunstancias.

                   Aquí no se reconocen los clanes, ni hay memoria de los tótemes originarios. Ni tampoco se asocian las antiguas estirpes que comparten este territorio.

                   La conquista española, y su intervención religiosa y cultural, se impuso también en los apellidos, cristianizándolos. Lo mismo ocurrió con los topónimos. Se le antepuso al nombre indígena el de una devoción patronal. La hagionimia no prendió en la nominación de los lugares, pero se institucionalizó en las personas, fundamentalmente porque ellas estaban sujetas al bautizo y a la inscripción llevada por el misionero y, posteriormente por el párroco.

                   Es posible que el nativo siguiera nombrando a sus hijos como antes, pero por razones de legalidad colonial debió aceptar la designación bautismal, aunque no sabemos qué uso o efectividad realmente tuvo durante los primeros siglos, pero en el siglo XIX ya estaba todo uniformado a base de la sintaxis europea del nombre: 1) un apelativo individual [Rosa], 2) el apellido del padre [Curamilla] y 3) el apellido de la madre [Raín].

                   Es en este proceso cuando el apellido mapuche -el cunga- comienza a desarticularse en su estructura tradicional. Los cronistas de la conquista señalan que el nombre de la persona se apocopaba en la vida cotidiana, sólo se decía completo en reuniones oficiales o ceremoniales. Al ir desapareciendo las instituciones familiares y comunitarias que sostenían el cünga, se traspasan al hijo el nombre apocopado del padre  [su nombre individual y su linaje]  y de la madre, pasando a ser la designación cristiana lo que identificará al descendiente como persona. La pérdida absoluta de la lengua nativa, ya a fines del XIX, en Chiloé, hará más coherente el procedimiento y la aceptación social será sólo un proceso generacional.

Los Apellidos Actuales:

Una mitad de la población chilota debiera llevar apellido mapuche. Pero este es un parámetro muy relativo porque existe un mestizaje encubierto que podría hacernos decir que toda la población de este archipiélago es mestiza.

                   Ya adelantamos que el apellido mapuche que hoy circula entre las familias chilotas se generó fuera del archipiélago y aquí se asentó hace algunos milenios. Reconocemos los cüngas comunes a la etnia mapuche como también las combinaciones y derivaciones locales. Esto nos lleva a sostener que la antroponimia chilota tiene un desarrollo diferente a la mapuche.

                   Al igual que el apellido de raigambre europea, el mapuche se asienta en ciertas áreas geográficas, caracterizándolas con su apellido. Observamos, por ejemplo, como los apellidos del archipiélago de Calbuco son diversos a los de las islas de Chiloé.

                   Los cügas que los originaron son fácilmente reconocibles cuando aparecen completos, pero se vuelven un dilema cuando son sólo fragmentos fonéticos de lo que podría ser, a lo más una hipótesis del nombre originario. Estos apócopes nominales, empero, se fragmentan, a veces,  con ciertas normas y, en esos casos en más fácil delucidarlos. Por ejemplo, Leo, será Leufü; Cheo, será Cheuque; etc. [21]

                   Muchos de estos cügas han integrado sin combinación el apellido. Son ejemplos: Nahuel, Pangui, Milla, etc. Pero la mayoría obedece a complicadas combinaciones. Las más sencillas yuxtaponen dos cüngas[22] o un adjetivo [epíteto] y un nombre caracterizado. Así tenemos: Anti-Pani; Curu-Milla,  Loncu-ante.

                   Lo común es que el primer elemento aparezca completo y el segundo fragmentado en un apócope con fines de economía de lenguaje, con fines afectivos y en otros casos por razones estéticas, evitando la cacofonía, el sonido duro[23]. Son ejemplos: Mari-coy(am); Nahuel-huen(u); Milla-car(ü); etc.

                   Existen también combinaciones tan complejas como Milla-luan-(an)te, en cuya voz se reúnen tres cüngas.

         El que escribe en los registros parroquiales estos nombres de una lengua distinta al castellano se enfrentará con algunos problemas para reproducir  ciertas vocales y un par de sonidos. Uno de ellos es un fonema de articulación velar‑oclusiva‑sonora‑nasal. Suena como la ‑N‑ de gaNga, blaNco o loNja. Fonéticamente se le grafica como [h], pero corrientemente se le representa como g, gn o ng,  ñ o simplemente n y se realiza como alveolar. Son ejemplos: Nahuelpani, Unquén, Caimalgén, etc.

                   El otro fonema corresponde al un grupo consonántico asibilado TR que originalmente se realizaba como áfono, oral, dentoalveolar; hoy alterna con la TR y CH castellana[ Trauco/Chauco; Trapalele/Chapalele]; incluso se ha reducido a T: Huichacán, Tihuel, Huenchur, etc.

El mestizaje en Chiloé

No siempre los linajes indios y europeos se han integrado con la misma naturalidad con que comparten territorio, maritorio y formas culturales. Es común que en el trabajo [en una minga de destronque, en una maja o en una marisca], en una celebración [religiosa o festiva] o frente a la muerte de un vecino no se adviertan diferencias notorias entre mestizos europeos e indios. Pero cuando hay que emparentarse con un indio aparece un viejo prejuicio que una estrecha vida comunitaria, creencias y prácticas comunes por siglos no han logrado eliminar. Como resultado tenemos la persistencia de apellidos europeos que evitan mezclarse con los naturales de estas tierras.

                   Una manera de acentuar esta separación es la existencia de áreas con presencia mayoritaria de una etnia. Islas como Quenac, donde todos los apellidos son de raíz europea o zonas como Compu y Chadmo donde los linajes o cungas son básicamente mapuche.

                   En áreas mixtas la relación interétnica ocurre, pero muchas veces presionada y con una fuerte sanción social que desencadena un mestizaje encubierto y no reconocido, especialmente por el varón. Esto nos permite asegurar  que el mestizaje es mucho más fuerte que el reconocido a través de los apellidos.

                  


A

acún:

Acún ‘llegar, arribar’.

Adhué:

 Ad-Hue. Ad, forma exterior de las cosas, aspecto, cara. En este caso como adjetivo significa bonito, armónico[Adüí: nombre bonito]; -hue sufijo que señala el lugar donde hay lo expresado por el sustantivo. Es decir, Adhué es el sitio de la belleza; lo bonito.

También: Adhuén: parientes muy cercanos entre sí [Augusta].

 [Luis Adhué Caimapo].

Adiamante:

 Adyen-antü. Adyen, asemejarse, parecerse a otro:  antü, sol. Semejante o parecido al sol. (Armengol).

 Alfman-antü. Alfman, sufrir necesidad, escasez; antü, sol.

Por último significaría “nueve días”, es decir,  Ailla-antü. Ailla, nueve:  antü, sol, lo que también se traduce como día.

[María Adiamante Cadín].

adío:

Adn ‘ser bonito’.

Adpell:

  ad-pell(u). Ad, adjetivo: bonito, armónico;  pellu, el choro. Con la belleza de ese mitílido.

[Pedro Adpell Quinán].

Adquintuy:

 Ad-quintuy. Ad, adjetivo: bonito, armónico;  quintuy, el que mira. El que tiene una hermosa mirada.

[Juana Adquintuy Ruay].

Agüil:

 Ahuúl(u), participio del verbo ahuún, jugar. El que juega.

[Juan Agüil Agüil].

Agüilante[Aquilante]:

 Ahuúl(u)-antü. Ahuü(u), que juega; antü, sol. El que juega con el sol.

[Antonio Agüilante Ainol].

 

ailef[ayalef, ayulef]:

Ai-le(u)f(ü)[24]. Ayün ‘predilecto, querido; leufü ‘río’. Río predilecto.

aillapán[allapán]:

 Ailla, nueve; pangue[25], puma. Nueve pumas.

Ainol[Aynol]:

  Adn. Asentar, caer bien, participio negativo.

Adnolu, mal parecido (Armengol).

[Pedro Ainol Quindiante].

Ancaguay:

 Anca-cuay. Anca, cuerpo, vientre [también, medio, en la mitad]; huay(qui), lanza, aguijón. Cuerpo esbelto, como lanza.

[Manuel Ancaguay Antipani].

Aucapán:

 Auca-pangi. Auca ‘rebelde, alzado’; pangi, ‘león’. León indómito.

[José Ancapán Lepío].

ancapichún:

Anca-Pichún. Anca ‘cuerpo?; Pichún’n ‘emplumar’. León emplumado.

anjel[arjel]:

Angcün-l(afquéntun). Angcün ‘secarse algo’; l(afquéntun) ‘mariscar’. Secadores de mariscos.

Antecao:

 Antü-cau. Antü, ‘sol’; cau-cau, gaviota larus. Gaviota del sol.

[Juan Antecao Loncón].

Antiguay:

 Antü-huay(qui). Antü, sol; huay(qui), lanza. Lanza del sol.

[Pedro Antiguay Marimán].

 

Antilef:

 Antü-leufü. Antü, ‘sol’; leufü, río. Río del sol.

Antü-lef(n). Antü, ‘sol’; lefn ‘corredor, ligero’. Corredor como el sol.

[María Antilef Remolcoy].

Antimán:

 Antü-mañque. Antü, sol; mañque, cóndor. Cóndor del sol.

[Juan Antimán Lepicheo].

antinao:

Antü-nahuel. Antü ‘sol’; nahuel ‘tigre de los pajonales argentinos’. Tigre del sol.

Antiñanco:

 Antü-ñancu. Antü, sol; ñancu, aguilucho. Aguilucho del sol.

[Dolores Antiñanco Vargas].

antiñirre:

Antü-nirre. Antü, ‘sol’; ñirre ‘el nothofagus’ o bien ngùrü él zorro’. Ñirre del sol.

[Teresa Antiñirre]

Antipani:

 Antü-pagi. Antü, ‘sol’; pagi, león, León del sol.

[Juan Antipani Melián].

Antisoli:

Antü-sol. Antü, sol. Se trata seguramente de un híbrido entre mapuche y castellano.

[Antonia Antisoli Purán].

annun:

1. an(tü)-ahuün. Antü ‘sol’; ahuün ‘jugar’. El que juega con el sol.[26]

2. Anün. Establecerse, sentarse.

arel:

1. Are-l(en). Are ‘Ardiente’; l(en) ‘serlo’. Ser ardiente, acalorado.

2. Are-ln. Prestar a alguno, dar en arriendo algo.

arjel:

Véase Anjel.

aucamán:

Auca-man(que). Auca ‘rebelde, alzado’; manque ‘cóndor’.  Cóndor indómito.

aucapán:

Auca-pangue. Auca ‘rebelde, alzado’; pangue ‘puma’. Puma indómito.

aude:

1. Au(ca)-d(ea). Auca ‘rebelde, travieso’; dea ‘denominación dada por los hombres a sus hermanas menores o primas.

2. Para el segundo componente se podría pensar en deuü ‘ratón’ que suena a sobrenombre amistoso en la combinación con auca.

aúnn:

Ahuú-n(ahuel). Ahuún ‘jugar’; nahuel ‘tigre de los pajonales argentinos’. Tigre juguetón.

ayán:

1. Ayün, ‘querer, preferir, amar’.

2. Ailla, ‘nueve.

ayancán:

1. Ayün-caníu. Ayün, ‘querer, preferir, amar’; caníu‘cresta, plumaje’. Plumaje predilecto.

2. Ailla-caníu. Ailla ‘nueve; caníu, ‘cresta, plumaje’. Nueve penachos o plumas.

ayanquintuy:

Ayün-quintun. Ayün ‘querer, preferir, amar’; quintun ´mirar, la vista’. Mirada cariñosa.

C

cabero:

Cavurn, ‘desbastar, escarbar’.

cachi:

Cashü, color gris ceniciento.

Cadín:

1. Cashün, tener color gris. Existe actualmente en Chiloé el concepto cade ‘color entre café y amarillo de la lana’; también ‘una avecilla (Phytotoma rara).

2. Cadin, ‘exceder, superar’ (Erize).

 [Juan Cadín Ainol].

Caibul:

1. Caipün, escarbar.

2. Queypullñ, ‘moler, preparar la tierra para sembrar’

3. Caí-puhue’n. Caí, la mata de chupones:  puhue’n, la época para algo. Nacido en época de chupones.

[Francisco Caibul Tureo].

caico:

1. Ca(yu)-co. Cayu ‘seis’; co ‘agua, estero’. Seis esteros.

2. Coico, ‘el agua’ y también una avecilla marina (Aranaria interpres).

Caicumeo:

Cai- cum-meu.  Cai, la serpiente Caicai [o bien la gaviota larus] + Cum, rojo ladrillo + meu, preposición. El Caicaivilu rojizo.

[El Indio Caicumeo que, a certeros golpes de machete, trazó la senda del hoy camino de Ancud a Castro].

Caicheo:

Cay(u)-cheu(que). Cayu, ‘seis’; cheu(que), ‘avestruz’. Seis avestruces. (Armengol).

También: Cai(caivilu)-Cheu(que). Es decir, la unión de dos cungas: el mítico Caicaivilu y el cheuque o avestruz.

[Carmelo Caicheo Raín].

caihuán:

Cai(cai)-huan(que). Caicai, ‘serpiente mítica’;huanque ‘avestruz (Rhea darwini)’. Es decir, la unión de dos cungas o linajes: el mítico Caicaivilu y el huanque que es una variante del cheuque o avestruz.

caimalguen:

En la mitología Caimalquen [también Caimalghen] aparece como la mujer de Caicai Vilu. Según Esteban Barruel [Breve Descripción..., p. 78.] asegura que es un apellido de la isla Tabón, sin especificar la grafía.

Caicai, ‘serpiente mítica’; mailen, malen,  ‘mujer soltera o niña’.

Caidane:

1. Cay(u)-dañe, Cayu, ‘seis’; dañe, ‘nido’. Seis nidos. 

2. Cai(cai)-dañe. Caicai, ‘serpiente mítica’; dañe, ‘nido’. El nido de Cacai.

[Juan Caidane Millalonco].

Caileo:

 Cay(u)-leufü, Cayu, ‘seis’; leufü, ‘río’. Seis ríos. 

Cai(cai)- leufú. Caicai, ‘serpiente mítica’; leufú, ‘río’. Río de Caicai.

[José María Caileo Santana].

caimán:

Caicai-manque. Caicai, ‘serpiente mítica’; manque ‘cóndor’. Unión de dos linajes o cungas en una misma casa o familia.

Caimapo:

Cay(u)-mapu. Cayu, ‘seis’; mapu, ‘comarca’. Seis comarcas

Cai(cai)-mapu. Caicai, ‘la serpiente mítica’; mapu, ‘comarca’. El territorio de Caicaivilu.

[Luis Caimapo Pérez].

caimilla:

Cai(cai)-milla. Caicai, ‘la serpiente mítica’;milla, ‘oro’. Caicai áurea.

caipichún:

Cai(cai)-pichún. Caicai, ‘la serpiente mítica’; pichún’n ‘enplumar’. Caicai emplumada.

Caipillán:

1. Cay(u)-pillán. Cayu, ‘seis’; Pillán, ‘espíritu ancestral, fuerza, energía cósmica’. Seis Pillanes

2. Cai-pillán, Cacai, ‘la serpiente mítica’; Pillán, ‘espíritu, energía’. [Conjunción de dos cungas o linajes en una misma casa o familia].

 [Andrés Caipillán Nehue].

caipul:

1. Caipuln ‘arañar’.

2. Caipüd ‘resbaloso’.

3. Cayu-pülqui. Cayu, ‘seis’;pülqui ‘la flecha’. Seis flechas.

4. Cayu-pülli. Cayu, ‘seis’; pülli ‘loma’. Seis lomas [por su territorio?]

Calbuán:

1. Callfü-an(tü). Callvü, ‘azul’; ant(tü), ‘sol’. Sol azul.

2. Callfü-luan. Callvü, ‘azul’;luan ‘guanaco’. Guanaco azul, resulta fonéticamente aceptable, pero existe la variante que nos aproxima más a la primera hipótesis.

[Dominga Calbuán Llaiquén].

Calbuante:

Callfü-antü. Callvü, ‘azul’; ant(tü), ‘sol’. Sol azul.

Calbucán:

Callfü-can. Callvü, ‘azul’; can ‘cántaro’. Cántaro  azul.

Calbucoy:

 Callfü-Coicoi Vilu. Callfü, ‘azul’; Caicai o Coicoi ‘la serpiente mítica’. Coicoi azul[27].

[Aníbal Calbucoy Lepío].

Calbucura:[28]

Callvu-cura. Callvü, azul; cura, piedra. Piedra azul.

[Isidoro Calbucura Ancapán].

Calbuante:

Callvü-antü. Callvü, azul; antü, sol. Sol azul.

 [Pedro Calbuante Nahuelquín].

Calbullahue:

1. Callvü-llahué(ñ). Callvü, ‘azul’; llahueñ, o llahuén, ‘frutilla silvestre’. Frutilla azul.

2. Callvü-llahuen. Piedra lipes o sulfato de cobre. Con el color de ese mineral.

[Juan Calbullahue Tacul].

CAlbullanca:

 Callvü-llanca. Callvü, ‘azul’; llanca, ‘piedra ritual, chaquira’. Llanca azul.

[Gerardo Calbullanca Tecay].

Calbullanco:

1. Posiblemente el mismo Calbullanca.

2. Callvü-ñancu. Callvü, ‘azul’; ñancu, ‘aguilucho’. Aguilucho azul.

[José Calbullanco Tenorio].

Calbumanque:

Callvü-mañque. Callvü, ‘azul’; mañque, ‘cóndor’. Cóndor azul.

[Pedro Calbumanque Díaz].

calbún:

Callvü-n(ahuel). Callvü, ‘azul’;n(ahuel) ‘tigre de los pajonales argentinos’.

Caldunahue:

Callvü-nahue. Callvü, azul; nahue, la hija. Niña azul.

También: Callvü-nahuel. Callvü, azul; nahuel, el tigre de los pajonales argentinos. Tigre azul.

[Manuel Caldunahue Comicheo].

 

calfunao:

Callvü-na(huel). Callvü, ‘azul’; y por apócope: nahuel ‘tigre de los pajonales argentinos’.

Calhuante:

 Callvü-antü. Callvü, azul; antü, sol. Sol azul.

[Antonio Calhuante Marío].

calucoi:

Calul-Coi(coi). Calul ‘el cuerpo, su masa’ [calülche=cuerpo humano]; Coi Coi o Caicai Vilu, ‘la serpiente mítica’. Con cuerpo de Caicai.

calullahue:

1. Calül(che)-lahue(n). Calülche ‘cuerpo humano’; lahuén ‘remedio’. Cuerpo sano.

2. El mismo Calbullahue. Frutilla azul/ o azuloso como la piedra lipes.

canicura:

1. Caníu-cura. Caníu ‘cresta, penacho’; cura ‘piedra, roca’. Penacho de piedra.

2. Canin-cura. Canin ‘el jote’; cura ‘piedra, roca’. Jote de piedra.

canipani:

El primer componente como Canicura. El segundo, pangi ‘el puma’. Cresta dePuma o Puma-jote [como un enlace de linajes o cungas].

cANIUPÁN:

Caníu-pang(e). Caníu ‘cresta, penacho’; pangi ‘el puma’. Penacho de puma.

caniu:

Caníu, ‘cresta, penacho’.

canquil:

1. Calquin, ‘águila mayor’.

2. Calqui, ‘lanudo, con exceso de vellos’.

3. Calquin, ‘rayado o manchado de blanco y otro color alternativamente’

canumán:

El primer componente como Canicura. El segundo, manque  ‘el cóndor’. Cresta decóndor o cóndor-jote [como un enlace de linajes o cungas].

Capellán:

1. Ca-pillán. Ca, otro; pillán, espíritu. Otro Pillán.

2. El mismo Cai-pillán.[29]

[Ricardo Capellán Huenteo].

cares:

Carü, carel, ‘color verde,  no maduro’.

carihuante:

Carü-hua-antü. Carü ‘verde’; hua, ‘maíz’; antü, ‘sol’. Maíz verde del Sol.

Carillanca[carrillanca]:

Carü-llanca. Carü, ‘verde’; llangca, ‘piedra ritual y de adorno de color verdoso’. Llanca verde.

[Pedro Carillanca Pangui].

carimán:

Carü-manque. Carü, ‘verde’; manque, mañque, ‘cóndor’. Cóndor verde.

Carimoney:

Carü-monguey. Carü, ‘verde’; monguey, ‘la vida’. Vida sana, fresca.

[Juan Carimoney Antipani].

cariñanco:

Carü-ñancu. Carü, ‘verde’; ñancu ‘aguilucho’. Aguilucho verde.

caripán:

Carü-pangue. Carü, ‘verde’; pangue, ‘puma’. Puma verdoso.

carrillanca[carillanca]:

Carü-llanca. Carü, ‘verde’; llangca, ‘piedra ritual y de adorno de color verdoso’. Llanca verde.

carriñanca:

1. El mismo apellido Carillanca. Llanca verde.

2. Carü-ñancu. Carü, ‘verde’; ñancu, ‘aguilucho’. Aguilucho verde.

catecura:

Catrü-cura. Catrü, ‘dividido, cortado, estorbado, atajado’; cura ‘piedra’. Piedra cortada o dividida.

Catelicán:

Catrü-licán. Catrün, ‘cortar’; licán, ‘piedras muy estimadas y usadas en rituales’. Pedernal cortado.

[Atilio Catelicán Marimán].

Catepillán:

1. Catrü-pillán. Catrü, ‘cortado,  dividido, estorbado, atajado’; pillán, ‘espíritu’. Pillán atajado.

2. Cate-pillán. Cate ‘cosa ajena’; pillán, ‘espíritu’. Pillán que no es de la familia.

 [María Catepillán Nitor].

catín:

Catrü-n(ahuel). Catrü, ‘dividido, cortado, estorbado, atajado’; nahuel ‘ el tigre de los pajonales argentinos’. Tigre fragmentado.

catrián:

Catrü-an(tü). Catrü, ‘dividido, cortado, estorbado, atajado’; antü, ‘sol’. Sol fragmentado.

Catril:[30]

Catrü-leufü). Catrü, ‘dividido, cortado, estorbado, atajado’; leufü ‘río’. Río dividido o detenido.

catrilef:

1. El mismo Catril y Catrileo. Río dividido o detenido.

2. El mismo componente inicial. El segundo: lefn ‘correr, huir’. Carrera interrumpida.

Catrileo:

Catrü-leufü. Catrü, ‘dividido, cortado, estorbado, atajado’; leufü, ‘río’. Río dividido o detenido.

[Juan Catrileo Ainol].

catrinahuel:

Catrü-nahuel. Catrü, ‘dividido, cortado, estorbado, atajado’; nahuel ‘ el tigre de los pajonales argentinos’. Tigre fragmentado.

Caucao:

 Caucau. La Gaviota Larus dominicanus.

[Pedro Caucao Nahuelquín].

Caucamán:

Cauca-mañ(que). Caucau, ‘gaviota Larus dominicanus’ ; mañ(que), ‘cóndor’. Cóndor-gaviota. [Se trata de la unión de dos cungas en una misma casa].

[Delfina Caucamán Colivoro].

Cayuman:

Cayu-mañque. Cayu, ‘seis’; mañque, ‘cóndor’.  Seis cóndores.

Cayumanque:

Cayu-mañque. Cayu, ‘seis’; mañque, ‘cóndor’.  Seis cóndores.

[Manuel Cayumanque Quiñán].

Cayún:

 Cayu-n(ahuel). Cayu, seis; n(ahuel), tigre.  Seis tigres.

[Afredo Cayún Vidal].

cayupán [Cayopay]:

Cayu-pangi. Cayu, ‘seis’; pangi, ‘puma’. Seis pumas.

[Lautaro Coyopay Levién].

cayupel:

1. Cayu-pëlqui. Cayu, ‘seis’; pëlqui, ‘flecha’. Seis flechas.

2. El mismo componente inicial; el segundo: pelin ‘pluma’. Seis plumas.

3.            El mismo componente inicial; el segundo: pel ‘garganta’. Seis gargantas o cuellos.

chamia:

Se desconoce su étimo.

Chaura:

Un arbusto chilote (Pernettya mucronata y otros), muy enraízado e invasor de terrenos abiertos.

[Pascual Chaura Llancalahuén].

chauquemán:

Una deformación de Cheuquemán.

chavol:

Chavon, travon, ‘quebrado, pedazo de...’ [aludiendo al sustantivo, que va como sufijo sugerido o apocopado en l ].[31]

[Juan Chavol Chavol].

chenque:

Chengque, ‘cholga pequeña; caverna abierta en la roca viva; estar un peñasco cortado verticalmente’.

cheún:

Cheuque-(nahuel). Cheuque, ‘avestruz’; nahuel, ‘tigre’. Tigre-avestruz [por cierto, dos cungas incorporados a una misma casa].

[Rosamel Cheún Nitor]

Cheuque:

Cheuque, choique, ‘avestruz’.

[Pedro Cheuque Guala].

cheuquelaf:

Cheuque-laf. Cheuque, choique, ‘avestruz’; laf, lav, ‘plano, llano’. Llano de las avestruces.

Cheuquemán:

 Cheuque-mañque. Cheuque, ‘choique, avestruz’; mañque, ‘cóndor’. Cóndor-avestruz.

[Ernesto Cheuquemán Curinao].

Cheuquepil:

 Cheuque-pel Cheuque, choique, ‘avestruz’; pel, ‘cuello’. Cuello de avestruz.

[Pedro Cheuquepil Cheuquepil].

cheuquián:

Cheuque-an(tü). Cheuque, choique, ‘avestruz’;antü ‘sol’. Sol-avestruz.

[Ernesto Cheuquián Paillalef]

chicuy[checuy]:

1. Chingcüd, ‘circular, redondo’.

2. Chid-cuicui. Chid, ‘helado’; cuicui ‘puente de un palo’. Puente helado.

[Carlos Chicuy Mansilla]

Chiguay:

 Chihuay, chilhuay, ‘neblina’.

[Alfredo Chiguay Chiguay].

Chodil:

 1.Chodn, hacerse amarillo.

2. Chodi-l(ahueñ). Chodi, tornarse hacia el amarillo; el segundo componente puede ser diverso: l(ahueñ), frutilla; l(afquen), mar, lago; l(eufü) ‘río’, etc.

[Pascual Chodil Millapinda].

Chodimán:

 Chodi-mañque. Chodi, ‘amarillo’; mañque, ‘cóndor’. Cóndor amarillo.

[Sergio Chodimán Antilef].

Chodín:

1.Chodn, hacerse amarillo.

2. Chodi-n (ahuel). Chodi, amarillo; el segundo componente puede ser diverso: n(ahuel), ‘tigre’; etc.

[José Antonio Chodín Quiñán].

co:

Partícula muy abundante en Chiloé como sufijo que acompaña nombres de lugares.  Pero también es un tótem  que encabezaba uno de los más importantes linajes o cungas del mundo mapuche‑huilliche "era el encargado de los ritos mágicos con que llamaban a las nubes y facilitaban la caída de las aguas lluvias...En Chile era representado por una rana, cuyo símbolo figurado era un círculo con punta en el centro..."[32]

cobi:

Co-vi(lu). Co, ‘agua’; Vi(lu) ‘culebra’. Culebra acuática.

coel:

1. Coel, ‘mango de lanza, mango, astil’.

2. Cuel, ‘montículo, deslinde’.

Coihuín:

1. Coihuín, ‘renacuajo’.

2. Coigüen. Labrar los troncos de coigüe para obtener bongos o canoas de una pieza.

[Raúl Coihuín Tacul].

colbún:

Callvü- n(ahuel). Callfü, ‘azul’; n(ahuel), ‘tigre’. Tigre azul.

colhuán:

1. Colguane, ‘un molusco (Matra edulis)’.

2. Colü-an(tü). Colü, colli, ‘color café claro y oscuro, pardo, bruño, castaño’; antü, ‘sol’. Sol colorado.

colhuén:

Colü-huenu. Colü, colli, ‘color café claro y oscuro, pardo, bruño, castaño’; huenu, ‘arriba, el cielo’. Cielo colorado.

colí:

Colü, rojo.

Colíl:

1. Colü-lil. Colü, colli, ‘color café claro y oscuro, pardo, bruño, castaño’; lil, roca. Roca colorada.

2. Colü-l(en). Colü, colli, ‘color café claro y oscuro, pardo, bruño, castaño’; len, desinencia de estado. Ser colorado

[Ernesto Colíl Nancuante].

Colín:

 Colü-n(ahuel). Colü, colli, ‘color café claro y oscuro, pardo, bruño, castaño’; nahuel, ‘tigre’. Tigre rojizo.

[Carlos Colín Tureo].

Colivoro:

 Colü-foro. Colü, colli, ‘color café claro y oscuro, pardo, bruño, castaño’; foro, voro, ‘huesos’. Huesos rojizos.

[Eulogia Colivoro Marimán].

collinao:

Colü-na(huel). Colü, colli, ‘color café claro y oscuro, pardo, bruño, castaño’; nahuel (nao), ‘tigre’. Tigre rojizo.

Coloane:

1. El mismo Colhuán.

2. Colü-angue. Colü, colli, ‘color café claro y oscuro, pardo, bruño, castaño’; angue, ‘cara, rostro’. Cara colorada.

[Juan Coloane Teca].

colún:

Colü-n(ahuel). Colü, colli, ‘color café claro y oscuro, pardo, bruño, castaño’; nahuel, ‘tigre’. Tigre rojizo.

Comicheo:

 Cumi-cheu(que). Cumi ‘tornándose rojo oscuro, ferruginoso’; cheuque, ‘avestruz’. Avestruz que se torna bermeja.

[Roberto Comicheo Andrade].

coney:

1. Con·a, ‘el mocetón, el mozo’.

2. Co-neyen. Co, con, ‘agua’; neyen, ‘aliento, resuello’. Aliento acuático [o que expresa esa frescura].

Coñuecar:

 Coñue-cara. Coñhue, Coñhue, ‘recién nacido’; cara, ‘poblado’. Poblado naciente.

[Ricardo Coñuecar Caicheo].

 

coyopay[coyopae]:

1. Collon-pa(ngu)i. Collon, ‘máscara’; pangui ‘puma’. Máscara de puma.

2. Collon-pai(huan). Collon, ‘máscara’; Paihuan, ‘reirse a carcajadas’. Máscara risueña.

cumián:

Cumi-ant(ü). Cumi ‘tornándose rojo oscuro, ferruginoso’; antü, ‘el sol’. Sol que se vuelve rojizo.

cumillanca[kumillanca]:

1. Cumi-llangca. Cumi, ‘tornándose rojo oscuro, ferruginoso’; llangca, ‘piedra ritual y de adorno de color verdoso’. Llanca rojiza.

2. Cüme-llangca. Cüme, ‘bueno’; llangca ‘piedras rituales y ornamentales’. Llancas  de buen espíritu, protectoras.

Cumín:

1. Cumi-n(ahuel). Cumi, ‘tornándose rojo oscuro, ferruginoso’; n(ahuel), tigre.  Tigre colorado. 

2. Cüme-n(ahuel). Cüme, ‘bueno’; n(ahuel), ‘tigre’. Tigre bueno.

[Juan Cumín Chiguay].

cura:

Partícula que aparece con mayor presencia en los nombres de lugares, ríos y otras geografías de nuestro archipiélago, como también en los apellidos de origen mapuche.

 El totem CURA [piedra] era de gran alcurnia porque hace referencia a los tiempos primordiales de Tenten y Caicai  Vilu y la gran inundación, cuando muchos de sus antepasados fueron transformados en rocas.

 Las raíces topónimas ‑CO y CURA, son de los más comunes en Chiloé. En algunos casos de carácter descriptivo, pero otros hay que atribuirlos a linajes establecidos en los sitios que nombraron.

 Excepcionalmente el elemento CURA forma sustantivos con un significado muy diferente o figurado, respecto a sus componentes específicos. Es el caso de las plantas: curavíu, curaco, curadeu y de chodhuecura, tierra para teñir.

     Ricardo Latcham, en 1924 observaba: “...los indígenas sabían que eran reliquias de sus antepasados y los que llevaban el tótem cura, suponían que eran los símbolos de su cúga [tótem] y les dispensaban el respeto y la reverencia correspondiente dejando en ellas sus ofrendas y, a menudo,  haciendo sus rogativas en aquellos mismos lugares”.

curamilla:

Cura-milla. Cura, ‘piedra’; milla, ‘oro’. Piedra de Oro.

curilef:

Curü-leufü. Curü, ‘negro’; leufü, leuvü, ‘río’. Río negro.

curimilla:

El mismo Curumilla.[33]

Curinao:

Curi-nahuel. Curi, ‘negro’; nahuel (nao), ‘tigre’. Tigre negruzco.

[María Curinao Quilahuilque].

curiñan:

Curü-ñan(cu). Curü, ‘negro’; ñancu ‘aguilucho’. Aguilucho negro.

curiñanco:

Curü-ñancu. Curü, ‘negro’; ñancu ‘aguilucho’. Aguilucho negro.

curipío:

Curü-piu(que). Curü, ‘negro’; piuque ‘corazón’. Corazón negro.

curumilla:

Curü-milla. Curü, ‘negro’; milla, ‘oro’. Oro negro.

[Sara Curumilla.

Cuyul:

Cuyul, ‘carbón de leña.

[Andrés Cuyul Cuyul]

D

depullao:

Depu(llhue)-lllaullau. Depullhue ‘el que recoge, cosecha’; llaullao ‘hongos del coigüe’. Recolector de llaullaos.

Dué[dhué]:

El mismo apellido Adhué.

[José Dhue Levill].

Duamante:

 Duam-antü. Duam, ‘intención,  afecto, mensaje, favor, servicio, encargo; memoria, conciencia...’; antü, ‘sol’.  Mensaje del sol.

[Francisco Duamante Carimoney].

Dué[Adhué]:

El mismo apellido Adhué.

[Francisco Due Paichil].

E

epullanca:

Epu-llangca. Epu, ‘dos’; llangca ‘piedras muy apreciadas, con valor ceremonial y ornamental’. Dos joyas o llancas.

[Carmen EpullancaQuilimán]

epullao:

Epu-llau(llau). Epu, ‘dos’; llaullao ‘hongo citaráceo que crece en los coigües’.

epullay:

1. Epu-yai. Epu, ‘dos’; yai, ‘granizo’. Dos granizos.

2. Epuy(én)-a(uca). Epuyén, ‘dos o doble’; auca, ‘alzados, rebeldes’. Rebelde por doble partida.

G

Gamín:

Calmín. Pelusa que dejan los musgos, algas, hongos, líquenes y y musgos pigmeos finos y verdes y otras criptógamas que cubren troncos o piedras húmedas o excremento de animales.

[Raúl Gamín Colivoro].

Guaiquíl:

1. Huaiqui, ‘el aguijón, la punta de la lanza’. El segundo componente apocopado tiene diversas interpretaciones: lafquen, ‘mar’;  leuvün, ‘pampa, llanura’,  etc.

2. Huaiquil, el pez corvina.

[María Guaquíl Andrade].

guaiquín:

1. Puede tratarse del mismo cunga Guaiquil.

2. Huaiqui, ‘el aguijón, la punta de la lanza’. El segundo componente apocopado tiene diversas interpretaciones: nahuel, ‘tigre’; ngùrü, ‘zorro’, etc.

guaiquío:

Huaiqui-hue. Huaqui, ‘el aguijón, la punta de la lanza’; -hue, ‘sufijo instrumental’. El lancero o la lanza [él como instrumento ejecutor].

[Aurelio Guaiquío Quinán]

Guala[huala]:

Huala, ‘el ave zambullidora (Fulica chilensis)’.

[José Guala Tecay].

gualanauque:

Huala-llanqü(n). ‘El ave acuática (Fulica chilensis)’;llanqün, ‘zambullirse. Guala zambullidora.

Guaquel:

 Huaqueñ’n, ‘clamar, vociferar’.

[Raúl Guaquel Raín].

Guaquín:

El mismo apellido Guaquel o Güaiquín.

[Matilde Guaquín Pairo].

güeichapirén:

Hueicha(fe)-piren. Hueichafe, ‘el guerrero’; piren ‘nevar, granizar’. Guerrero de la nieve’.

[Rodrigo Güeichapirén Tecay].

güenul:

Huenu-l(eufü). Huenuleufü [el río de arriba], ‘la Vía Láctea’.

[Amalia Güenul Millalonco]

Guichapirén:

 Huicha(n)-piren. Huichan, ‘aliado’; piren ‘nevar, granizar’.  Aliado de la nevazón.

[Daniel Guichapirén Barría].

Guichapay:

Huicha-pangui. Huicha, ‘alianza’; pangui ‘el puma’. Puma aliado.

[Edulio Guichapay Ainol].

Güineo[güinío]:

1.Hui(chan)-nehuen(neo). Huichan, ‘aliado’; nehuen, ‘fuerza, vigor’.[34] Aliado con la fuerza.

2. Huiñü-hue. Huiñü [hoy güiñe], ‘hebra sencilla de hilo’; hue, ‘instrumento’. [35]

3. Podría tratarse, empero, del mismo apellido Huinao.

[Carlos Güinío Vidal]

H

huaiquïn[güaiquín].

Huala[Guala].

[Luis Huala Huala].

huanel:

Huangel·en, ‘la estrella’.[36]

huechutureo:

1. Posiblemente el mismo Huichatureo.

2. Huechu-churreo. Huechu, ‘punta, extremidad, arriba, encima de’; churreu, tureo, ‘el avecilla churrete o piloto’. El churrete de lo alto[37].

3. Huechuntu, ‘punto más alto, extremo’;reu, ‘la ola’. En la punta de la ola[38].

[Marta Huechutreo Cadín]

Hueico:

Hueyco, huengco, ‘pantano, ciénaga, charco’. Deriva de:Huen-co. Huen ‘colectivo’; co, ‘agua y sitios aguanosos’.

[Juan Hueico Melipillán].

Hueicha:

Hueicha(fe), ‘el guerrero’.

Hueichapirén[güeichapirén].

[Pedro Hueichapirén Raín].

hueichamán:

Hueicha(fe)-man(que). Hueichafe, ‘el guerrero’; manque, ‘el cóndor’. Cóndor guerrero.

[José Hueichamán Andrade]

hueichatureo[güeichatureo]:

Hueicha(fe)- trureu. Hueichafe,‘el guerrero’; churreu, trureu, tureo, ‘el avecilla churrete o piloto’. Piloto guerrero.

[Gabriel Hueichatureo Ruiz]

hueichipirén[güeichapirén].

hueiquil[guaquil].

hueiquimilla:

Huaiqui-milla. Huaiqui, ‘el aguijón, la punta de la lanza’; milla, ‘oro’. Lanza de oro.[39]

Hueiquín[Guaquín].

[Segundo Hueiquín Andrade].

hueitiao:

Habría que asociar este cunga con el abuelito Huentriao, Huenteyao o Huenteao, patriarca de los huilliche.

Huiquiao:

Hui(lqui)-qüi(d)au(fe). Huilqui, ’zorzal’; qüdaufe, ‘el trabajador’. Zorzal laborioso.

Huelet:

1. Huele-le(p) t (un). Huele, ‘izquierda’;leptun, ‘acometer’. El que ataca con la izquierda.

2. Huelén, ‘tener mala suerte’.

3. Huelang, ‘medio verde, no maduro [madera que se tuerce por no estar seca, las plantas no aptas para cosecharlas, los animales o personas en desarrollo...]

[Tránsito Huelet Pillampel].

Huenante:

Huenu-antü. Huenu, ‘cielo’; antü, ‘sol’. Sol-hombre. [referido a la unión de dos linajes en una misma casa].

[Demetrio Huenante Marío].

huenchuán:

Huentru-an(tü). Huenthru, ‘hombre’; antü, ‘sol’. Sol-hombre [referido a la unión de dos linajes en una misma casa].

Huenchucheo:

Huentru-cheu(que). Huenthru, ‘hombre’; cheuque, ‘avestruz’. Avestruz.-hombre. [referido a la unión de dos linajes en una misma casa].

[David Huenchucheo Guichapay].

Huenchuguala:

Huentru-huala. Huenthru, ‘hombre’; huala, ‘ave de lagunas y esteros’. Guala-hombre. [referido a la unión de dos linajes en una misma casa].

huenchumán:

Huentru-man(que). Huenthru, ‘hombre’; manque, ‘cóndor’. Cóndor-hombre. [referido a la unión de dos linajes en una misma casa].

huenchumil[Huenchumilla].

Huenchumilla:

Huentru-milla. Huenthru, ‘hombre’; milla, ‘oro’. Oro-hombre. [referido a la unión de dos linajes en una misma casa].

huenchún[huenchur].

huenchur:

Huentrun [de: huentru, huenchu, ‘varon, hombre, duro, fuerte’], ser varonil, fuerte.

[Pascual Huenchur Naimán]

huenel[huanel].

[Pedro Huenel Nahuelhuén]

huentecoy:

Huente-coy(am). Huente,’sobre, encima de, arriba; coyam, ‘coigüe’. El roble que sobresale.

[Carlos Huentecoi Pardo].

huentecura:

Huente-cura. Huente,’sobre, encima de, arriba; cura, ‘piedra, roca’. La piedra de arriba.

[Ricardo Huentecura Marimán]

huentelicán:

Huente-lican. Huente,’sobre, encima de, arriba’; lican, ‘un cuarzo muy estimado por los chamanes, quienes lo llevan pulido para sus ceremonias’. Pedernales de lo alto.

[José Huentelicán Nitor]

huentén:

1. Huenten, ‘estar encima’.

2. Huente-nahuel. Huente, ‘sobre, encima de, arriba’; nahuel, ‘tigre’ [pero también podría ser Huenteñ y, en ese caso, correspondería a ñancu, ‘el aguilucho’]. El tigre de arriba.

[Rosa Huentén Cuyul]

huentenao:

1. Habría que asociar este cunga con el abuelito Huentriao, Huenteyao o Huenteao, patriarca de los huilliche.

2. 1. Huente-nahuel Huente, alto, arriba, sobre; nahuel (nao), ‘tigre’. El tigre de lo alto.

Huenteo:

1. Huente-hue. Huente, alto, arriba, sobre; hue, ‘lugar’. El que se ubica sobre el resto.

2. Habría que asociar este cunga [además de Hueitiao y Huentenao] con el abuelito Huentriao, Huenteyao o Huenteao, patriarca de los huilliche.

[ José Antonio Huenteo Raín].

huentureo:

Huentru-reu. Huenthru, ‘hombre’; reu, ‘olas’. Olas-hombre. [referido a la unión de dos linajes en una misma casa].

Huen-tureo. Huen, ‘prefijo colectivo’Churreu, trureu, tureo, ‘el avecilla churrete o piloto’. Pilotos.

huenuco:

Huenu-co. Huenu, ‘arriba, en lo alto, firmamento’; co, ‘agua’. Agua del cielo.

[Juan Huenuco Melipillán]

Huenul:

Huenul, ‘estar superpuesto’; [viene de huenu, ‘arriba, en lo alto, huenumapu es el cielo]. El que está por sobre los demás.

[José Huenul Ainol].

huenullanca:

Huenu-llangca. Huenu, ‘cielo, alturas, arriba’; llangca, ‘pedernal ritual y para joyas’. Llanca de las alturas.

[Alfredo Huenullanca Barría]

huenumilla:

Huenu-milla. Huenu, ‘cielo, alturas, arriba’; milla, ‘oro’. Oro de las alturas.

Huenumán:

Huenu-mañ(que). Huenu, cielo, alturas; mañque, ‘el cóndor’. Cóndor de las alturas.

[Pedro Huenumán Caicheo].

huenuqueo:

Huenu-queo. Huenu, cielo, alturas; queo, queupü, ‘pedernal usado para hachas’. Las piedras que vienen de arriba. [40]

[Raúl Huenuqueo Antimán]

huenusumuy:

Huenu-comuy. Huenu, cielo, alturas, arriba; comuy, ‘mirar con agrado’. El que se deleita mirando las alturas.

Huerque:

1. Huerquén, ‘el mensajero’.

2. Huerque, ‘una planta solanácea’.

[Juan Huerque Barrientos].

Huequén:

 Hueque-n(ahuel). Hueque, un auquénido que se domesticó en Chiloé; nahuel, ‘tigre’. Tigre-llama.

[Dolores Huequén Purán].

huichacay:

1. Huicha-cay. Huicha, ‘alianza’; Caicai vilu, ‘la serpiente mítica’. Alianza con Caicai.

2. Podría ser el mismo Huichacoy.

Huichacoy:

 1. Huicha-coy(am). Huicha, ‘alianza’; coyam, ‘roble’. Alianza con robles.

2. 1. Huicha-coy. Huicha, ‘alianza’; Coicoi o Caicai vilu, ‘la serpiente mítica’. Alianza con Coicoi.

[Ernesto Huichacoy Marimán].

huichal:

Huitraln, ‘aliarse, ligarse’. También el huitral, ‘urdimbre del telar o huitralhue’.

[Mario Huichal Peranchiguay].

huichamán:

Huichan-man(que). Huichan, ‘aliado’; manque, ‘cóndor’. Alianza de cóndores [es decir, de los cungas o linajes Manque].

[Héctor Huichamán Paillacar].

huichalao:

1. Huichan-lau(quen). Huichan, ‘aliado’; lauquen, lavquen, lafquen, ‘mar’. Alianza entre mares [linajes con ese nombre].

2. Huichan-lau Huichan, ‘aliado’; lau, ‘calvo’. Alianza de calvos [linajes con ese nombre].

Huichamapo:

 Huichan-mapu. Huichan, ‘aliado’; mapu, comarca, territorio. Tierras aliadas.

[Oscar Chiguay Huichamapu].

huichapi:

1. Puede ser el mismo Huichapirén. Alianza de los Piren [nieve].

2. Huichan-Pillán. Huichan, ‘aliado’; Pillán, ‘espíritu protector’. Alianza de los Pillán.

huichapán:

El mismo apellido Huichapani.

[Víctor Huichapán Vera]

Huichapani[huichapán]:

 Huichan-pangi. Huichan, ‘aliado’; pangi, ‘puma’. Pumas aliados.

[Adolfo Huichapani Quinán].

huichapirén:

Huichan-piren. Huichan, ‘aliado’; piren, ‘nieve’. Alianza de los Piren.

huichapo:

Huichan, ‘aliado’; el segundo elemento, es decir, la raíz o sustantivo está muy indeterminado: po, puede significar poco, [una ranita de papal], poñü [la papa], etc.

huichaquelén [Huichaqueléu]:

 1. Huichan-quëlen. Huichan, ‘aliado, aliarse’; quëlen, culén, ‘rabo, popa’. Alianza de los linajes Quëlen [rabo].

[Antonio Huichaquelén Tureo].

huichatureo:

1. Huicha(n)-trureo. Huichan, ‘aliado’; churreu, trureu, tureo, ‘el avecilla churrete o piloto’. Alianza con el churrete.

2. Huicha(n)-tu-reu. Huichan, ‘aliado’;- tu-, ‘equivale a re-’; reu, ‘la ola’. Retomar alianza con la ola.

[Juan Huichatureo Raín]

huilquiruca:

Huilqui-ruca. Huilqui, ‘zorzal; ruca, ‘casa’. Casa del zorzal [referido al linaje o cunga].

[María Huilquiruca Marinao].

huilquemilla:

Huilqui-milla. Huilqui, ‘zorzal; milla, ‘oro’. Oro-Zorzal [referido a la alianza de los linajes o cungas].

Huinao:

1. Huyli-nahuel(nao). Huyli, ‘uñas’; nahuel, ‘tigre’. Garras de tigre.[41]

 [Pedro Huinao Huinao].

Huineo[güineo]:

[Pedro Huineo Quinán].

huircán:

Huirca-n(ahuel). Huirca, huishca, ‘pinta blanca en el cuello, rostro o cuerpo; nahuel, ‘tigre’. Tigre pintado.[42]

huirimilla:

Huiri-milla. Huiri, ‘ raya, escritura, dibujo, pintura, surco [en el mar o tierra], listado [como las nubes estiradas o los colores de una frazada a lo largo], las formas que se simulan con los dedos [p. ej., al ungir con la señal de la cruz], texturas, etc. Milla, es el oro. Color o textura del oro [aúreo].

hurimillán:

1. Al parecer el mismo Huirimilla.

2. El mismo anterior, pero la N final será un apócope de Nahuel, ‘el tigre de los pajonales argentinos’. Tigre con manchas doradas.

Huito:

1. Huitrun, ‘la corriente’.

2. Huitü, ‘aspero, molesto, inhóspito’.

[Juan Huito Caileo]

I

Ignao:

1.  Inan, ‘seguir o estar junto a alguien [en un trayecto o en la edad]’. Pero de aquí deriva también linao o más propiamente el ingao,[43] un deporte practicado por los indígenas de este archipiélago. Hay un lugar que lleva el nombre Linao.

2. Ilngaun, ‘ser dulce’.

3. Inan-nahuel. ‘seguir o estar junto a alguien [en un trayecto o en la edad]’; nahuel (nao), ‘tigre’. El que va acompañado del tigre [su protector].

[Pascual Ignao Cárdenas].

inae:

Inai(aun), ‘seguir detrás [en un trayecto o en la edad]’.

Inao:

El mismo apellido Ignao, sin la articulación alveolar26.

[Juan Inao Caipillán].

imío:

Üñü, ‘murta’; hue (o), ‘lugar’. Lugar de murtas.

inaicheo:

Inai(aun)-cheu(que), ‘seguir detrás, estar junto a [en un trayecto o en la edad]’; cheuque, ‘avestruz’. El que va con la avestruz a su lado [como totem protector].

[José Santos Lincomán Inaicheo]

inayao:

Inaiaun, ‘seguir detrás [en un trayecto o en la edad]’. El segundo hijo?.

[Joaquín Inayao Vargas]

ingor[igor]:

Ingcó, ‘estaca’ [üngkü=derecho]. Con la postura y fortaleza de una estaca.

irquen:

1. No se reconoce el adjetivo que inicia el apellido [ürfin, ‘hundirse en el agua?]. El sustantivo y raíz del nombre es: quem, puquem, ‘el invierno’. El que se hunde en el agua invernal. ?

2. Ingeln, üngemn, ‘esperar, desear’.

K

Kumillanca[cumillanca].

L

lafi:

Laf-fü(u). Lav, laf,  ‘extender horizontalmente algo’; füu, ‘hilo’. La tejedora [que tira los hilos para urdir en el telar].

lanca:

Es el mismo apellido Llanca.

laturete:

Lafquen-tureo. Lauquen, lavquen, lafquen, ‘mar,  lago’; churreu, trureu, tureo, ‘el avecilla churrete o piloto’. Piloto marino.

lauquén[leuquén]:

Lauquen, lavquen, lafquen, ‘mar,  lago’.

lapián:

1. El mismo apellido Lebién o Lebiante.

2. Lepi-an(tü). Lepi, ‘plumas mayores de las aves’; antü. ‘Sol’.  Sol con plumas.

lebiante[leviante]:

1. Lev-antü. Lev, lef, ‘rápido, veloz’; antü, ‘sol’. Sol veloz.

2. 2. Lepi-an(tü). Lepi, ‘plumas mayores de las aves’; antü. ‘Sol’.  Sol con plumas.

[Rosa Lebiante Tecul]

Lebién[levién]:

Es una versión acopocada del apellido Lebiante.

 [Rosa Lebién Tacul].

Lebicoy[levicoy]:

1. Lev-Coicoi. Lev, lef, ‘rápido, veloz’; Coicoi vilu, ‘la serpiente mítica’.  El Coicoi veloz.

2. Lev-Coi(pu). Lev, lef, ‘rápido, veloz’; coipu, ‘(Myocastor coypus)’. El Coipo veloz.

[Santos Lebicoy Raín].

Lebicura[Levicura]:

Lev-cura. Lev, lef, ‘rápido, veloz’; cura, ‘piedra, roca’. Roca Veloz [por cierto describe dos características del linaje; agilidad y resistencia o dureza].

[Juan Lebicura Huenteo].

lebitureo[levitureo]:

Lev- tureo. Lev, lef, ‘rápido, veloz’; churreu, tureo, turreo, ‘el avecilla churrete o piloto’. El Piloto o churrete veloz.

[José Lebitureo Nahuelquín].

lehuay:

1. Leu-huaun. Leu, leuvü, ‘río’; huaun, ‘abrirse cauce [el río]’. Cauce de río.

2. Leu-huai(qui). Leu, leuvü, ‘río’; Huaiqui, ‘el aguijón, la punta de la lanza’. Lanza de río.

Lehue[Legüe]:

 Lehue, leufü, ‘río, arroyo’.

[Segundo Lehue Lehue].

Lemuy:

Lemuy,  ‘boscoso’. También existe una isla con este nombre.[44]

[Fermín Lemuy Lincomán].

lepelei:

Lëpi- lai(trüleng). Lëpi, ‘plumas mayores de las aves’; laitrüleng, ‘ser largos [los pelos, las plumas, etc.]. Plumas largas.

Lepicheo:

 Lepi-cheu(que). Lepi, ‘plumas mayores de las aves’; cheuque, ‘avestruz’. Pluma de avestruz.

[Gerardo Lepicheo Lebién].

Lepío:

1. Lepío, llepihue, ‘pestañas’.

2. Lepi-hue Lepi, ‘plumas mayores de las aves’; hue, ‘los útiles e instrumentos para hacer algo’. Plumero [el que porta las plumas; es decir, el que adquiere las características del emplumado (lepin’n)].

[Edgardo Levío Tecay]

leucún:

1. El mismo apellido Lleucún.

2. Leu-cum. Leu, ‘muy duro, aplicado a las maderas’; cum, ‘rojo oscuro, ferruginoso’. Duro como las maderas coloradas.

3. Leu(vü)-cum. Leu, leuvü, ‘río’; cum, ‘rojo oscuro, ferruginoso’. Rojo como el río.

[Zoilo Leucún Antigual]

leuquén[lauquén]:

Lauquen, lavquen, lafquen, ‘mar,  lago’.

[Eduardo Leuquén Quinán].

leutún:

Levtun, ‘topar, acometer, dar corneadas’.

[María Leutún Marimán].

levicán:

Lev-can(iu). Lev, lef, ‘rápido, veloz’; caníu,’cresta, plumaje’. Plumaje rápido.

[Juan Levicán Caneo]

Levill[levil]:

1. Lev-ñ (ancu). Lev, lef, ‘rápido, veloz’; ñancu, ‘aguilucho’. El aguilucho veloz.

2. Lev-vill(cuñ). Lev, lef, ‘rápido, veloz’;villcuñ, ‘lagartija’. La lagartija veloz.

[Jorge Levill Aude].

levimán:

lev-man(que). Lev, lef, ‘rápido, veloz’; mañque, ‘cóndor’. Cóndor veloz.

levín:

lev-n(ahuel). Lev, lef, ‘rápido, veloz’; nahuel, ‘tigre’. Tigre veloz.

Leviñanco:

 Lev-ñancu. Lev, lef, ‘rápido, veloz’; ñancu, ‘aguilucho’. Aguilucho veloz.

[Antonia Leviñanco Ainol].

Levío:

Lev-. Lev, lef, ‘rápido, veloz’; el segundo componente apocopado no ha sido posible determinar.

[Eulogia Levío Levío].

Levipani:

Lev-pangi. Lev, lef, ‘rápido, veloz’; pangi, ‘puma’. Puma veloz.

[Lautaro Levipani Llancalahuén].

Levipichún:

 Lev-pichún’n. Lev, lef, ‘rápido, veloz’; pichún’n, ‘emplumar (con plumas chicas)’. El emplumado veloz  o de las plumas rápidas  [que corre como un pájaro][45].

[Carmelo Levipichún Nahuelquín].

Linco:

Lingco, ‘ejército, bandada’.

[Juan Linco Nahuelcar].

Lincomán:

Lingco-mañque. Lingno, ‘ejército, bandada’; mañque, ‘cóndor’. Bandada de cóndores.

[Santos Lincomán Inaicheo].

Lincoyán:

Linco-ñan(cu). Linco, ejército, bandada; ñan(cu), aguilucho. Pero también este segundo elemento podría ser: yan(a), ‘conas, indios ladinos criados entre los españoles; lla(ñ)n ya(m)n, ‘dar miedo’; lla(ll)n, ‘engendrar, multiplicarse[seres y bienes]’. Bandada de aguilucos [para la 1ª opción].

[Juan Lincoman Penoy].

Llaipén:

1. Llaipin, ‘seleccionar lo mejor [llaipilen, ‘ser especie seleccionada’.

2. Llaipün, ‘ quedarse atrás, sin ir con los demás’.

 [Porfirio Llaipén Lepicheo].

Llaiquén:

1. Llai-quem. Llai, murmullo del agua; quem, ‘situativo que significa: en, entre, con, donde. Equivale a -hue’. Donde el agua corre melodiosa.

2. Raiguen, rayen, ‘flor’. O raiguen’n, ‘florecer’.

3. Raiquen, ‘el buho asociado a la brujería’.

[Francisco Llaiquén Lepicheo].

llambil:

Llam-vil(u). Llam, ‘Llam llam, ‘enjambre, bandada, multitud’; filu, vilu, ‘culebra’. Llepu (nidada) de culebras.

llanca:

Llanca, ‘llanca, ‘piedra ritual, chaquira ornamental’.

Llancabure:

1. Llanca-voro. llanca, ‘piedra ritual, chaquira ornamental’; foro, voru, ‘huesos’.[46]

2. Llancavoro, ‘la clavícula’.

[Andrés Llancabure Tureuna].

llancacheo:

1. Llanca-cheo. llanca, ‘piedra ritual, chaquira ornamental’;cheuque, cheo, ‘avestruz’. Avestruz-Llanca [ambos cungas].

Llan(ca)-cachu. llanca, ‘piedra ritual, chaquira ornamental’; cachu, ‘el pasto, la hierba’. Pasto-Llanca [ambos cungas].

Llancalahuén:

Llancalahuen. El licopodio (Lycopodium paniculatum, Desv.), conocida en Chiloé y el área mapuche como llancalahuén.[47]

[Abel Llancalahuén Llancalahuén].

Llancapán[llancapani]:

Llanca-pangi. Llanca, ‘piedra ritual, chaquira ornamental’;pangi, ‘puma’. León-llanca [referido a lo ritual y al protectorado mágico].

[Nicasio Llancapán Huenteo].

llancapani:

El mismo Llancapán.

[Juan Llancapani Vidal].

llanllan:[48]

1. Llam llam, ‘bandada, enjambre, multitud’.

2. Llangllang, ‘la murta’.

llanquehuén:

1. Llanqüi(n)-huenu. Llanqüin, ‘sumergirse, perderse, estar escondido’; huenu, ‘arriba, en alto; cielo, tiempo, clima’. Cielo escondido.

2. 1. Llanqüi(n)-huen. Llanqüin, ‘sumergirse, perderse, estar escondido’; huen, ‘sufijo de sustantivos que expresa colectividad’. [Indica sitios con depresiones, como Llanquihue].

[Pedro Llanquehuén Ancapán]

llanquilef:

Llanqüi(n)-le(u)f(ü). Llanqüin, ‘sumergirse, perderse, estar escondido’; leufün [leo, leüfu, leofu], ‘río’. Río hundido.

llanquileo:

Llanqüi(n)-leo. Llanqüin, ‘sumergirse, perderse, estar escondido’; leo [leüfu, leofu, leufün], ‘río’. Río hundido.

Llanquín[llanquén]:

Llancün, ‘perderse, hundirse, estar escondido’. Podría estar también presente el sufijo situativo -quem: ‘en, entre, con, donde. Equivale a -hue’.

[Pedro Llanquín Nancucheo].

llaquintuy:

1. Llancün-tuy. Llancün ‘perderse, hundirse, estar escondido’; tuy, ‘agarrar, tomar’.

2. Lla(ncün)-quintui(aun). Llancün ‘perderse, hundirse, estar escondido’; Quintuiaun, ‘andar mirando’.

[Juan Llaquintuy Lincomán].

llauca:

Lauca, ‘pelado, calvo, desplumado’.

[María Llauca Hernández].

Llauquén:

Lauquen, lavquen, ‘mar, lago’.

[Juan Pedro Llauquén Huichapirén].

Llautareo:

1. Lau-traru, ‘pelado, calvo’; traru, ‘el ave de rapiña’. Traro pelado.

2. Lev-traru. Lev, lef, ‘rápido, veloz’; traru, ‘el ave de rapiña’. Traro veloz.

[Carmen Llautareo Paillacar].

lleucún:

1. Lleuque-cum. Lleuque, ‘la conífera (Podocarpus andina); cum, ‘cum, ‘rojo oscuro, ferruginoso’. Lleuque colorado.

2. Yeu, lav,  ‘plano, raso, nivel [de allí lavquen, ‘lago, mar’]; cum, ‘cum, ‘rojo oscuro, ferruginoso’. Lago colorado.

[Miguel Lleucún Lleucún].

Loncomilla:

 Lonco-milla. Lonco, ‘cabeza, jefe, los cabellos, la cabellera, la espiga’; milla, oro. Cabeza de oro [por el color]. Pero, también es uno de los epítetos que recibe Nguenechén.

[Raúl Loncomilla Marío].

Loncón:

1.  Loncon, ‘espigar, hacer cabeza un cereal’.

2, Lonco(n) n(guen), ‘ser el superior’.

[Vitalia Loncón Quinán].

lonconao:

Lonco-nahuel. Lonco, ‘cabeza, jefe, los cabellos, la cabellera, la espiga’; nahuel, nao, ‘tigre’. Tigre guía.

[Pedro Lonconao Panichini].

loncopán:

Lonco-pange. Lonco, ‘cabeza, jefe, los cabellos, la cabellera, la espiga’; pange, ‘puma’. Puma guía.

Loncuante:

Lonco-antü. Lonco, ‘cabeza, jefe, los cabellos, la cabellera, la espiga’; antü,‘sol’. Cabellera de sol.

[Aníbal Loncuante Nitor].

lupán:

L·u(an)-pang(e). Luan, ‘guanaco o del color de este auquénido’; pange, ‘puma’. Puma-guanaco.

luripichún:

Curü- pichúñ. Curü, ‘negro’; pichúñ, ‘plumas’. Plumas negras.

[Ángela Luripichún Güeichapirén].

M

maichíl:

Maichin, ‘hacer una seña con la mano’. En Chiloé: hacer maiche.

[Jorge Maichíl Parancán].

manao:

Mañahue, ‘casco de cuero o bonete que usaban en fiestas y diversiones’. [49]

[Carlos Manao Miranda].

manel:

1. Mamël, ‘la madera [palo, árbol].

2. Mangel, ‘el convidado [a comer y beber].

[Orlando Manel Manel].

Manque:

Mañque, ‘cóndor’.

[Rosa Manque Ule].

manquecoy:

1. Manque-coi(pu). Mañque, ‘cóndor’; coipu, el ‘Myocastor’. Coipo-Cóndor [encuentro de dos linajes en una casa].

2. Manque-coy(am). Mañque, ‘cóndor’;coyam, ‘el coihue’. Coihue-Cóndor.

[Antonio Manquecoy Purán]

manquecura:

1. Manque-cura. Mañque, ‘cóndor’; cura, ‘piedra, roca’. Cóndor- piedra [encuentro de dos linajes en una casa].

[Teolinda Manquecura Barría]

Manquemilla:

Mañque-milla. Mañque, ‘cóndor’; milla, ‘oro’. Cóndor de oro.

[Manuel Manquemilla Antilef].

manquicheo:

Mañque-cheu(que). Mañque, ‘cóndor’; cheuque, ‘avestruz’. Avestruz de oro.

[Galo Manquicheo Maricahuín]

Manquilef:

 Mañque-leufü. Mañque, ‘cóndor’; leufü, ‘río’. Río de cóndores.

[Daniel Manquilef Llancalahuén].

manquilepe:

Mañque-lëpe. Mañque, ‘cóndor’; Lëpi, ‘plumas mayores de las aves’. Pluma de cóndor.

Mañao:

El mismo apellido Manao.

[Manuel Mañao Pérez].

mariante:

1. Mari-(epu)-antü[12 soles].  Maréupuantü  era considerado en la antigüedad mapuche como hijo del sol y autor de la vida de los hombres [Luis de Valdivia].

2. Mari-antü. Mari, ‘diez’; antü, ‘sol, día’. Diez soles.

[Pablo Mariante Llancabure].

Maricahuin:[50]

Mari-cahuíñ. Mari, diez; cahuiñ, ‘además del encuentro religioso es la junta o rehua que era una agrupación de clanes patrilineales’ . Diez cahuines o cavíes.

[Luis Maricahuín Hernández].

maricán:

Mari-caníu. Mari, ‘diez’; caníu,’cresta, plumaje’. Diez penachos.

maricoy:

1. Mari-coyam. Mari, ‘diez’; coyam, ‘coihue’. Diez coihues.

2. Mari-coy. Mari,’diez’; Coicoi o Caicai vilu, ‘la serpiente mítica’. Diez Coicoi.

3. Mari-coi(pu). Mari, ‘diez’; coipu, el ‘Myocastor’. Diez Coipos.

[José Maricoy Tecay].

maricheo:

1. Mari-cheu(que). Mari, ‘diez’; cheuque, ‘avestruz’. Diez avestruces.

[Ernesto Maricheo Ancapán].

marihual:

Mari-hual(a). Mari, ‘diez’; ‘El ave acuática de lagunas y esteros (Fulica chilensis)’. Diez gualas.

[Pablo Marihual Quinán].

Marihueico:

Mari-hueyco. Mari, diez; Hueyco, huengco, ‘pantano, ciénaga, charco’ [51]. Diez charcos.

[Enrique Marihueico Huenumán].

marilaf:

Mari-laf(quen). Mari, ‘diez’;lafquen, ‘mar, lago’. Diez lagos.

[Lautaro Marilaf Raipillán].

Marilahuén:

1. Maré(upu)lahuen, ‘remedio místico’.[52]

2. Mari-lahuen. Mari, ‘diez’; lahuen, ‘cualquier remedio’. La pócima de las diez yerbas.

[Juan Marilahuén Antilef].

marilacán:

El mismo Marilicán.

Marilicán:

Mari-licán. Mari, diez; lican, ‘un cuarzo muy estimado por los chamanes, quienes lo llevan pulido para sus ceremonias’. Diez pedernales.

[Jorge Marilicán Huelet].

Mariluán:

Mari-luán. Mari, ‘diez’; luán, ‘guanaco’. Diez guanacos.

[Pedro Mariluán Llancabure].

Mariluante:

 Mari-luán-antü. Mari, diez; luán, ‘guanaco’; antü, ‘sol’. Diez guanacos del sol.

[Miguel Mariluante Chiguay].

marill:

1. El mismo Marillanca.

2. Mari-ñancu. Mari, ‘diez’; ñancu, ‘el aguilucho’. Diez aguilucos.

[Fidelia del Carmen Marill Ancapán].

marillanca:

Mari-llanca. Mari, ‘diez’; Llanca, ‘piedra ritual, chaquira ornamental’. Diez llancas.

Marimán:

Mari-mañ(que). Mari, ‘diez’; mañque, ‘cóndor’. Diez cóndores.

[Luis Marimán Raín].

mariñanco:

Mari-ñancu. Mari, ‘diez’; ñancu, ‘el aguilucho’. Diez aguilucos.

marinao:

Mari-nahuel. Mari, ‘diez’; nahuel, nao, ‘tigre’. Diez tigres.

[Rosamel Marinao Lincomán]

Marío:

 Mari-hue. Mari, diez; hue, ‘lugar, instrumento’. Diez lugares. Pero el marihue es también ‘algo que se hace con los diez dedos’.

[Ramón Marío Llautureo].

maripán:

Mari-pangi. Mari, ‘diez’; pangi, ‘puma’. Diez pumas.

[Moisés Maripán Melipillán].

maripangue:

El mismo Maripán.[53]

Maripani:

Mari-pangi. Mari, ‘diez’; pangi, ‘león’. Diez leones.

[Abel Maripani Raimapo].

Maripillán:

 Mari-Pillán. Mari, ‘diez’; Pillán, ‘espíritu ancestral, fuerza, energía cósmica’. Diez Pillanes.

[Carmela Maripillán Huinao].

 

 

mariqueo:

Mari-queo. Mari, ‘diez’; queo, queupü, ‘pedernal usado para hachas’. Diez piedras rayo[54].

[Fresia Mariqueo Millantuy].

Maymay:

1. Maimai(tu), ‘adorno, colgante’.

2. Mai-mai(tun). Separar  la paja del grano, luego de la avienta.

3. Mayü-mayü. Devastado, labrado [los trozos trabajados así para no llevar peso inútil al aserradero].

[Caupolicán Maymay Caucao].

melapichún:

Es el mismo Melipichún.

Melián:

El mismo apellido Meliante.

[Julio Melián Antipani].

Meliante:

Meli-antü. Meli, ‘cuatro’; antü, ‘sol, día’. Cuatro soles.

[Andrés Meliante Raín].

melicheo:

Meli-cheuque. Meli, ‘cuatro’; cheuque, ‘avestruz’. Cuatro avestruces.

[Felicinda Melicheo Caucamán].

melihuala:

Meli-huala. Meli, ‘cuatro’; huala,‘el ave acuática de lagunas y esteros (Fulica chilensis)’. Cuatro gualas.

[Alfredo Melihuala Antisoli].

melihuechún:

Meli-huechun. Meli, ‘cuatro’; huechun, ‘punta, extremidad, cumbre, esquina’. Cuatro esquinas.

[Carmelo Melihuechún Caripeli]

 

 

Melilahuén:

Meli-lahuen. Meli, cuatro; lahuen, ‘cualquier remedio’. La pócima de las cuatro yerbas.[55]

[Onofre Melilahuén Paillán].

melimanque:

Meli-manque. Meli, cuatro; manque, ‘cóndor’. Cuatro cóndores.

[Arturo Melimanque Andrade].

melimelis:

Meli-mel. Meli,‘cuatro’; mel, ‘pospuesto a numeral significa vez’. Cuatro veces.

[Tránsito Melimelis Vargas].

melinao:

Meli-nao. Meli,‘cuatro’; nao, nahuel, ‘tigre’. Cuatro tigres.

melineo:

1. Meli-nehuen. Meli, ‘cuatro’; nehuen (neo), ‘la fuerza, el arma, el vigor’. Cuatro fuerzas.

2. Podría ser el mismo Melinao.

melipichún:

Meli- pichuñ. Meli, ‘cuatro’; pichuñ, ‘plumas chicas de ave’. Cuatro plumas.

[José A. Melipichún Raimán].

Melipillán:

 Meli-Pillán. Meli, ‘cuatro’; Pillán, ‘espíritu ancestral, fuerza, energía cósmica’. Cuatro Pillanes.

[María Melipillán Raín].

mella:

Mel·a, mella [actual], ‘masa lograda con trigo germinado o papas pilcahues [que brotan en el campo].

meliqueo:

Meli-queo. Meli, ‘cuatro’; queo, queupü, ‘pedernal usado para hachas’. Diez piedras rayo [compare con Mariqueo].

[Carmen Meliqueo Llancán].

 

michillanca:

1. Si el primero componente lo asociamos al mismo linaje de Michimalonco, tendríamos una voz quichua: mitimaes [der. de mitimaj] que designa al colono inca que fue ubicado en la región del Maule. Llanca, ‘piedra ritual, chaquira ornamental’. Llanca de mitimaes o colonos incas.

2. Michimapu, se traduce como ‘infierno’; llanca, ‘pedernal’. Llanca infernal.

3. La otra opción es que michi sea unadeformación de milla, ‘oro’. Llanca de oro.

4. Minchi, ‘debajo’; llanca, ‘pedernal’. Llanca sepultada o hundida.

5. Michi, por mechay o una especie de molle; llanca, ‘pedernal’. Michi-pedernal.

milanca:

El mismo Millanca.

Milapichún:

Milla-pichuñ. Milla, ‘oro’; pichuñ, ‘pluma de ave’. Pluma de oro.

[René Milapichún Nehue].

Milla:

Milla, ‘oro’.

[Pedro Milla Chiguay].

Millacahuín:

 Milla-cahuíñ. Milla, ‘oro’; cahuiñ, ‘además del encuentro religioso es la junta o rehua:  una agrupación de clanes patrilineales’. Caví de oro [con resplandor].

[Ernesto Millacahuín Raiquén].

Millacar:

El mismo apellido Millacari.

 [Ana Millacar Panichini].

Millacari:

Milla-carü. Milla, ‘oro’; carü, ‘verde’. Oro verde [cobre?].

 [Raúl Nehue Millacari].

millacoy:

1. Milla-coy(am). Milla, ‘oro’;coyam, ‘coihue’. Coihue de oro.

2. Milla-coy. Milla, ‘oro’;Coicoi o Caicai vilu, ‘la serpiente mítica’. Coicoi dorada.

3. Milla-coi(pu). Milla, ‘oro’;coipu, el ‘Myocastor’. Coipo dorado.

[Daniel Millacoy Millacoy].

Millacura:

 Milla-cura. Milla, ‘oro’; cura, ‘piedra’. Piedra de oro.[56]

[Efraín Millacura Antipani].

millacheo:

Milla-cheu(que). Milla, ‘oro’; cheuque, ‘avestruz’. Avestruz de oro.

[Eugenio Millacheo Nitor].

millachiguay:

Milla-chihuay. Milla, ‘oro’; Chihuay, chilhuay, ‘neblina’. Neblina dorada.

[Gabriel Millachiguay Paredes].

millachini:

Milla-chingue. Milla, ‘oro’; chingue, ‘el zorrillo’. Chingue dorado.

[Silvia Millachini Antilef].

millahuala:

Milla-huala. Milla, ‘oro’; huala,‘el ave acuática de lagunas y esteros (Fulica chilensis)’. Guala dorada.

[Isidoro Millahuala Tecay].

millaldeo:

Milla-dehu(ü). Milla, ‘oro’; dehuü, ‘el ratón’. Ratón dorado.

 [José Antonio Millaldeo Tacul].

millaleo:

Milla-leo. Milla, ‘oro’; leo, leufü. Río dorado.

[Leonidas Millaleo Tarumán].

Millalonco:

 Milla-lonco. Milla, oro; lonco, cabeza, jefe. Cabellera de oro.[57]

[Rubén Millalonco Inaicheo].

Millaluán:

 Milla-luán. Milla, oro; luán, guanaco. Guanaco de oro.

[José Millaluán Levién].

Millaluante:

Milla-luán-antü. Milla, oro; luán, guanaco; antü, sol. Guanaco de oro y de sol.

[Julia Millaluante Chiguay].

Millán:

 Millán, de oro, dorado’.

[Heriberto Millán Teca].

Millaneri:

Milla- ngërü. Milla, ‘oro’; ngërü, ‘el zorro y la zorra’. Zorro de oro.

[Antonia Millaneri Raín].

millantupay:

Milla-antü-pa(ngu)i. Milla, ‘oro’; antü, ‘sol’; pangui ‘el puma’. Puma del sol dorado.

[Teodoro Millantupay Marimán].

millantuy:

Milla-antü. Milla, ‘oro’; antü, ‘sol’. Sol de oro.

[Ignacio Millantuy Lehue].

Millao:

 Milla-hue. Milla,  ‘oro’; hue (ao), ‘lugar’. Lugar del oro.

[Dolores Millao Calbuán].

Millapán:

 Milla-pangi. Milla, ‘oro’; pangi, ‘puma’. Puma de oro.

[Leoncito Millapán Caileo].

Millapani:

El mismo apellido Millapán.

[Edulio Millapani Millán].

Millapel:

Milla-pel. Milla, ‘oro’; pel, ‘cuello, garganta’. Garganta de oro.

[Francisco Millapel Milapichún].

Millapinda:

Milla-pinda. Milla, ‘oro’; pinda, ‘picaflor’. Picaflor de oro.

[José Millapinda Tureuna].

 

 

millaqueleo:

Milla-que(upü)-leo. Milla, ‘oro’;queupü, ‘pedernal’; leo, leufü, ‘río’. Río con pedernales de oro.

millaquén:

Milla-quem.. Milla, ‘oro’; quem, ‘un sufijo situativo equivalente a -hue’. Donde hay oro.

millaqueo:

Milla-queo. Milla, ‘oro’; queo, queupü, ‘pedernal’. Pedernal de oro.

[Carmelo Millaqueo Raín].

millatureo:

Milla- tureo. Milla, ‘oro’; churreu, trureu, tureo, ‘el avecilla churrete o piloto’. Piloto de oro.

[Mercedes Millatureo Gualanauque].

moil:

Moll, ‘desnudo’.

molipichún:

Moll-pichun’n. Moll, ‘desnudo’; pichún’n, ‘emplumar (con plumas chicas)’.  El desnudo emplumado.

[Juan Rupamán Molipichún].

monque:

1. Mañque, ‘cóndor’.

2. Monguelen, ‘estar con vida, salud’.

3. El mismo apellido Nonque.

 [Salustio Monque Antimán].

Moriao[muriau]:

Desconocemos su origen.

n

naguil:

1. Naguin, nagën, ‘bajada, bajo’; lafquen, ‘río’. Río que baja.

2. Naqngen, ‘tener bajada’. Río con bajada.

[Víctor Naguil].

 

nahuín:

Nau-huin. Nau, ‘abajo’; huingcül ‘el cerro’. Cerro de abajo.

[Santos Nahuín Nahuín].

Nahuel:[58]

Nahuel, ‘tigre’.

[Galo Nahuel Manquicheo].

Nahuelanca:

 Nahuel-anca. Nahuel, tigre; anca, cuerpo. Cuerpo de tigre.

[David Nahuelanca Paillacar].

Nahuelante:

 Nahuel-antü. Nahuel, ‘tigre’; antü, ‘sol’. Sol-tigre.

[Ermelinda Nahuelante Cárdenas].

Nahuelcar:

 Nahuel-cara. Nahuel, ‘tigre’; cara, ‘lo poblado’. Poblado de tigres.

[Ramón Nahuelcar Agüero].

nahueleo:

Nahuel-leo. Nahuel, ‘tigre’; leo, leufü, ‘rio’. Río de tigres.

nahuelhuaique:

Nahuel-huaiqui. Nahuel, ‘tigre’; Huaiqui, ‘el aguijón, la punta de la lanza’. Lanza de tigre.

[José Nahuelhuaique Chiguay]

Nahuelhuén:

1. Nahuel-huen(u). Nahuel, ‘tigre’; huenu, ‘cielo’. Tigre del cielo.

2. 1. Nahuel-huen. Nahuel, ‘tigre’; huen, ‘partícula de colectividad’. Pareja de Tigres.

[Juan Nahuelhuén Millán].

Nahuelneri:

 Nahuel-ngërü. Nahuel, ‘tigre’; ngërü, ‘zorro’. Zorro-tigre.

[Andrés Nahuelneri Chodimán].

Nahuelpán:

Nahuel-pangui. Nahuel, ‘tigre’; pangui, ‘puma’. Puma-tigre.

[Héctor Nahuelpán Chodíl].

Nahuelpani:

El mismo Nahuelpán.

[Amalia Nahuelpani Raín].

nahuelpe:

Nahuel-pel. Nahuel, ‘tigre’; pel, ‘cuello, garganta’. Garganta de tigre.

[María Nahuelpe Quinán].

Nahuelpichún:

Nahuel-pichuñ. Nahuel, ‘tigre’; pichuñ, ‘plumas’. Plumas de tigre.

[Gabriel Nahuelpichún Antilef].

nahuelpillán:

Nahuel-Pillán. Nahuel, ‘tigre’; Pillán, ‘espíritu ancestral, fuerza, energía cósmica’. Pillán-Tigre.

[Juan Carlos Nahuelpillán Ruay].

nahuelquén:

Nahuel-quem. Nahuel, ‘tigre’;quem, ‘un sufijo situativo equivalente a -hue’. Donde hay tigres.

Nahuelquín:

1. El mismo Nahuelquén.

2.  Nahuel-quimn. Nahuel, ‘tigre’; quimn, ‘saber, entender, conocer’. Inteligencia de tigre.

[Gilberto Nahuelquín Nehue].

Naín[Nail]:[59]

1. Ñamcu-nahuel. Ñamcu, ñam, ‘aguilucho’; nahuel, ‘tigre’. Tigre-aguilucho.

2. Naitun- nahuel. Naitun, ñaitun, ‘soltar, desatar‘; nahuel, ‘tigre’. Tigre suelto.

[Arnoldo Naín Naín].

naiman:

1. Ñamcu-manque. Ñamcu, ñam, ‘aguilucho’; manque, ‘cóndor’. Cóndor-aguilucho.

2. Naitun- manque. Naitun, ñaitun, ‘soltar, desatar‘;manque, ‘cóndor’. Cóndor suelto.

naipán:[60]

1. Ñamcu-pange. Ñamcu, ñam, ‘aguilucho’; pange, ‘puma’. Puma-aguilucho.

2. Naitun-pange. Naitun, ñaitun, ‘soltar, desatar‘;pange, ‘puma’. Puma suelto.

[Rosa Naipán Naipán].

naiquén:

Posiblemente el mismo Raiquén.

nanco:

Ñamcu, ‘aguilucho’.

Nancuante:

Ñancu-antü. Ñancu, ‘aguilucho’; antü, ‘sol’. Aguilucho del sol.

[Lautaro Nancuante Levill].

Nancucheo:

Ñancu-cheu(que). Ñancu, ‘aguilucho’; cheo, cheuque, ‘avestruz’. Avestruz-aguilucho.

[Emilio Nancucheo Raín].

nancumán:

Ñancu-manque. Ñancu, ‘aguilucho’; manque, ‘cóndor’. Cóndor-aguilucho.

naquil:

El mismo apellido Naguil.

[Sabina Naquil Naquil]

naudam:

El mismo Nauduan.

[Guillermo Naudam Marimán].

nauduán:

Ñam(cu)-luan. Namcu, ‘aguilucho’; luan, ‘guanaco’. El guanaco- aguilucho.

Nauto:

Nau-tu [Nagtu, ‘lo que hay abajo’]. Nau, ‘abajo’; tu, ‘partícula reiterativa[equivale a re]’.

[Carlos Nauto Piucol].

Nayán:

1. Na(huel)-ya(m)n. Nahuel, ‘tigre’; Llanca, ‘piedra ritual, chaquira ornamental’. Llanca- tigre.

2. Neyün, ‘el resuello, la respiración’.

3. Nëyu, nuyü, ‘el chupón’.

Juan Antonio Nayán Nitor].

necul[nekul]:

Necul, ‘carrera, veloz’.[61]

[Elías Necul]

neguimán:

Ngerü-manque. Nguerü, ‘zorro, zorra’; manque, ‘cóndor’. Cóndor-zorro.

Neng-manque. Neng, ‘ agitarse, moverse’; manque, ‘cóndor’. Cóndor activo.

Nehue:

1. Nehue(n), ‘la fuerza, el arma, el vigor’.

2. Nahue, ‘hija respecto al padre’.

[María Nehue Catrileo].

Nehuel:

1.  Nehueln, ‘hacer fuerza, tener vigor’.

2. El mismo apellido Nahuel, ‘tigre’.

[Rosa Nehuel Catrumán].

neiquel:

Nguen, ‘ser,estar’; quelü, ‘rojo, colorado’. Ser colorado.

Nenén:

Nguenén, ‘ser dueño, dominar en algún lugar’ [corresponde la la misma raíz (Nguen= ser, estar) del Dueño de los hombres, el Creador: Nguenechén y también Nguenemapún, el Dueño de la tierra].[62]

[ Fresia Nenén Milián].

neún[neum]:

1. Non ngen, ‘ser transitable’[de: non, ‘pasar a otra orilla’].

2. Ngueun, ‘vivir’.

nicucheo:

Nicum-Cheu(que). Nicun, ñicum, ‘abrigo, protección contra la intemperie’; cheuque, ‘avestruz. Avestruz protegida.

nicoreo:

Nicu(m)-reu. Nicun, ñicum, ‘abrigo, protección contra la intemperie’; reu, ‘ola’. Ola protegida.[63]

 [Mario Nicoreo Catrihual].

Nitor:

Nütun, ‘cautivar’.

[Alfredo Segundo Nitor Andrade].

Nonque:

1. Ñonque, ñonque. ‘Cobertor, sobrecubierta’.

2. Non ngen, ‘ser transitable’[de: non, ‘pasar a otra orilla’].

[Olinda Nonque Nahuelpani].

Ñ

ñanco:

Ñamcu, ‘aguilucho’.

[Manuel Ñanco Aguilar].

Ñanculepe:

 Ñamcu-lëpi. Ñancu, aguilucho; lëpi, ‘plumas mayores de las aves’. Pluma de aguilucho.

[Isidoro Ñanculepe Raiquén].

Ñancúpel:

 Ñamcu-pel Ñancu, ‘aguilucho’; pel, ‘cuello, garganta’. Cuello de aguilucho.

[Pedro María Ñancúpel Alarcón]

ñancuvilÚ:

Ñamcu-vilu. Ñamcu, aguilucho; vilu, ‘culebra, serpiente, víbora’. Serpiente-aguilucho.

P

paidanca:

Pailla-anca. Pailla, pail·a ‘tendido de espalda, tranquilo; anca, ‘cuerpo’. Cuerpo reposado.

pailacheo:

Pailla-cheuque. Pailla, pail·a ‘tendido de espalda, tranquilo; cheuque, ‘avestruz’. Avestruz apacible.

Paillacar:

Pailla-cara. Pailla, pail·a ‘tendido de espalda, tranquilo; cara, ‘poblado’. Poblado tranquilo, apacible.

[Rosa Paillacar Paillacar].

Paillacura:

Pailla-cura. Pailla, pail·a, ‘tendido de espaldas, tranquilo, extendido, plano; cura, ‘piedra’. Piedra plana.

[Emilia Paillacura Ruay].

Paillahué:

Pailla-hue. Pailla, pail·a ‘tendido de espaldas, tranquilo, extendido, plano; hue, lugar. Lugar tranquilo, apacible, pacífico.

[José Paillahjé Quinán].

Paillalef:

Pailla-leufü. Pailla, pail·a , ‘tendido de espaldas, tranquilo, extendido, plano; leufü, río. Río tranquilo.

Paillaleve:

1. Pailla-leuvü. Pailla, pail·a, ‘tendido de espaldas, tranquilo, extendido, plano’;leufü, ‘río’. Río tranquilo.

2. Pailla-levo. Pailla, pail·a, ‘tendido de espaldas, tranquilo, extendido, plano’; levo, ‘una circunscripción geográfica, política y social de los mapuche’. El levo tranquilo.

[Manuel Pallaleve Tecay].

Paillamán:

Pailla-mañ(que). Pailla, pail·a, ‘tendido de espaldas, tranquilo, extendido, plano’; mañque, ‘cóndor’. Cóndor reposado.

[Edulio Paillamán Adquintuy].

 

Paillán:

1. Paillan, ‘estar de espaldas’.

2. Pailla-n (ahuel). Pailla, pail·a ‘tendido de espaldas, tranquilo, extendido, plano’; n(ahuel), tigre. Tigre retozón.

[Raúl Paillán Paillán].

 

painao:

Paine-nahuel. Paine, ‘antiguo concepto por celeste’; nahuel, ‘tigre’. Tigre celeste

paiñiel:

Paine-niel. Paine, ‘antiguo concepto por celeste’; nieln, ‘tener en custodia, guardar’. El que custodia el azul-celeste.

Pairo:

Pailla, pail·a ‘tendido de espaldas, tranquilo, extendido, plano’; el segundo elemento nos es incierto.

 [Leoncio Pairo Catrileo].

Pangui:

Pangui, ‘puma’.

[Manuel Pangui Muñoz].

Panguilef:

Pangue-leuf(ü). Pangui, ‘puma’; leufü, ‘río’. Río de pumas.

[Juana Panguilef Comicheo].

panicheo:

Pangui-cheu(que). Pangui, ‘puma’; cheuque, ‘avestruz’. Puma-avestruz.

Panichini:

Pangui-chinge. Pangui, ‘puma’; chinge, ‘chingue’. Chingue-puma.

[Juan Andrés Panichi Ainol].

Parancán:

1. Perangcan, ‘subírsele la vida, encumbrar, levantar.

2. Palan-can. Palan, ‘tierra arcillosa, blanca’; Can, ‘cántaro’. Cántaro de arcilla blanca.

3. Paran-can. Paran, ‘nieve’; Can, ‘cántaro’. Cántaro de nieve.

[Cirilo Parancán Millalonco].

Payahuala:

 Pailla-huala. Pailla, pail·a ‘tendido de espaldas, tranquilo, extendido, plano’; Huala, ‘el ave zambullidora (Fulica chilensis)’. Huala retozante.

Penoy:

1. Pënon, ‘huella, rastro, impronta’.

2. Pinon, qüiñon, ‘agujereado como queso o esponja, como si hubiese tenido viruela’.

[Juan Penoy Parancán].

perán:

Përan, ‘el que sube’.

peranchiguay[peranchuguay]:

Përan-chihuay. Përan, ‘subir’; Chihuay, chilhuay, ‘neblina’. Neblina que asciende.

[Teodoro Peranchiguay Quinán].

Pichún:

Pichún’n, ‘emplumar (con plumas chicas)’.

Pichuncheo:

Pichuñ-cheu(que). Pichuñ, ‘pluma’; cheu(que), ‘avestruz’. Pluma de avestruz.

[Gabriel Pichuncheo Caipillán].

pilguín:

Pëdhuin, Pëdhuiñ, pirhuiñ, pilhuiñ, ‘piriguín, sanguijuela’.

pilgún:

El mismo Pilguín.

Pillampel:

 Pillañ-pel. Pilláñ, ‘espíritu ancestral, fuerza, energía cósmica’. Pel, ‘cuello, garganta’. Cuello de Pillán.

[José Pillampel Ñancúpel].

pilquimán:

Pëlqui-mañque. Pëlqui, ‘flecha’; mañque, ‘cóndor’. Cóndor-flecha.

piñen:

Piñeñ, ‘hijo o hija respecto a la madre’.[64].

piucol:

1. Peuco-colü. Peucu [de peu, ‘ver’], ‘halcón’; colü, colli, ‘color café claro y oscuro, pardo, bruño, castaño’. Rojizo ñanco.

2. Piucüln, ‘rodar sobre si mismo, dando volteretas; hacer huipampa’.

Purán:

 Pura-n(ahuel). Pura, ‘ocho’; nahuel, ‘tigre’. Ocho tigres.

Q

quechao:

1. Quecha-cheuque. Quecha, ‘bandada, cardumen, enjambre’; cheuque, ‘avestruz’. Bandada de avestruces.

2. Que(tran)-hue. Quetran, ‘cultivar la tierra’; quetrahue, ‘lugar de siembra’.

quedimán:

Quëlü-mañque. Quëlü, qëlü, ‘rojo’; mañque, ‘cóndor’. Cóndor colorado.

[Daniel Quedimán Colún].

queipul:

Queipëln, ‘asperjar [agua], revolver [tierra]’.

[Rosario Queipul Queipul].

Quelín:

Quëlü-n(ahuel). Quëlü, ‘rojo; n(ahuel), ‘tigre’. Tigre rojizo.

Quëlün, ‘ser rojizo, colorado; teñir de colorado’.

 [Santos Quelín Ainol].

quelincoy:

Quëlün-coy(am).  Quëlün, ‘ser rojizo, colorado; coyam, ‘el coigüe’. Coigüe colorado.

[David Quelincoy Millantuy].

Quidiante:

1. Quelü(n) antü, ‘ladeado el sol [expresión popular equivalente a: poco después del mediodía]’.

2. Quedintun, ‘trasquilar’.

3. Quëlü-antü. Quëlü, qëlü, ‘rojo’; antü. ‘Sol’. Sol colorado.

[José Quidiante Tecay].

Quilahuilque:

Quila-huilque. Quila, ‘tres’; huilque, ‘zorzal’. Tres zorzales.

[Ruberto Quilahulque Andrade].

Quilamán:

Quila-mañ(que). Quila, ‘tres’; mañque, ‘cóndor’. Tres cóndores.

Quilimán:

Quëlü-mañ(que). Quëlü, ‘rojo’; mañque, ‘cóndor’. Cóndor colorado.

Quila-mañ(que). Quila, ‘tres’; mañque, ‘cóndor’. Tres cóndores.

[Manuel Quilimán Quilimán].

quilapichún:

Quila-picuñ.  Quila, ‘tres’; pichuñ, ‘pluma’. Tres plumas.

Quilipán:

Quëlü-pan(gui). Quëlü, ‘rojo’; pangui, ‘puma’. Puma colorado.

Quila-pan(gui). Quila, ‘tres’; pangui, ‘puma’. Tres pumas.

[Leoncio Quilipán Chiguay].

Quilipani:

El mismo Quilipán.

Quinán:

Qüina-n(ahuel). Qüina, cunga, ‘apellido, linaje’;nahuel, ‘tigre’. Linaje de los tigres.

[Doraliza Chiguay Quinán].

quinay:

Qüina-yai. Qüina, cunga, ‘apellido, linaje’; yai, ‘granizo’. Linaje del granizo.

quinchamán:

1. Qüntron-man(que). Qüntron, ‘cojear, bailar[figurado]’/ Qüntrayün, qëntrü, ‘flotar a la deriva’; mañque, ‘cóndor. Cóndor deslizándose [lúdicamente].

2. Qüinchën-mañque.Qüinchën, ‘aparejarse’; mañque, ‘cóndor. Cóndor aparejado.

[Antonio Quinchamán Quinchamán]

quinchán:

Qüinchën, qüinchan, ‘aparejarse, mancornarse, hacer quinchas’.

[Raúl Quinchán Quedimán].

quinoi:

Quiñe, ‘uno, una, un’; noi, ‘glotón’. El glotón.

quintul:

Quim(quim)tun, ‘el que sabe de memoria’.

Quintun, ‘investigar, observar’; quintunien, ‘cuidar, vigilar’.

quintullanca:

Quintun-llangca. Quintun,  ‘buscar, investigar/ la vista’; llangca, ‘pedernal ritual y para joyas’. El que busca llancas.

[María Quintullanca Peranchiguay].

quintuyay:

Quintun-llai. Quintun,  ‘buscar, investigar/ la vista’; llai, murmullo del agua [posiblemente de traiguen, ‘la caída de agua’]. El que busca el sonido de las caídas de agua.

[Ana Quintuyay Hernández].

quintupray:

1. Quintun-përan. Quintun, ‘buscar, investigar/ la vista’; përa, përan, ‘subir, montar’.

2. Quintun-puray(ën). Quintun, ‘buscar, investigar/ la vista’; përa, përan, ‘subir, montar’; pu, prefijo de plural; rayën, ‘flor’. El que busca las flores.

[Eugenio Quintupray].

quintupurray:

El mismo Quintupray.

[Emilia Quintupurray Güeichapirén].

quintuy:

1. Quintun-llemu. Quintun, ‘buscar, investigar/ la vista’; llemu, lemu ‘bosque’ [Este segundo componente no es preciso].

quipué:

Qüpál-puel. Qüpál, ‘familia, descendencia’; púelche, ‘argentino’[púeche, ‘viento del este (puel)]. El que vino del este.

R

raicahuín:

Rai(guen)-cahuiñ. Raiguen, rayen, ‘flor’ [raiguen’n, rayün,  ‘florecer’]; cahuiñ, ‘además del encuentro religioso es la junta o rehua:  una agrupación de clanes patrilineales’. Fiesta de las flores o de la primavera/ Parcialidad de las flores.

 

[Luis Raicahuín Raín].

railef:

Raiguen- Raiguen,  rayen, ‘flor’ [raiguen’n, rayün, ‘florecer’]; laf, lafquen, ‘mar, lago’. Lago de las flores.

Raimapo:

Ray(ën)-mapu. Raiguen- Raiguen,  rayen, ‘flor’ [raiguen’n, rayün, ‘florecer’]; mapu, ‘comarca, territorio’. Comarca de las flores.

[Alfonso Raimapo Chiguay].

Raimilla:

Ray(ën)-milla. Raiguen- Raiguen,  rayen, ‘flor’ [raiguen’n, rayün, ‘florecer’]; milla, ‘oro’. Oro florecido.

[Manuela Raimilla Nahuelquín].

Rain:

Raiguen- Raiguen, rayen, ‘flor’. Raiguen’n, rayün, ‘florecer’. El que florece.

[Pedro Raín Llancalahuén].

Rainahuel[reinahuel]:

Ray(ën)-nahuel. Raiguen- Raiguen,  rayen, ‘flor’ [raiguen’n, rayün, ‘florecer’] ; nahuel, ‘tigre’. Tigre florecido.

[José María Rainahuel Raín].

Rainpillán:

Rai(guen)-Pillan. Raiguen- Raiguen,  rayen, ‘flor’ [raiguen’n, rayün, ‘florecer’] ; Pilláñ, ‘espíritu ancestral, fuerza, energía cósmica’. Pillán de las flores.[65]

raiñancu:

Raiguen-ñamcu. Raiguen- Raiguen,  rayen, ‘flor’ [raiguen’n, rayün, ‘florecer’] ;ñamcu, ‘aguilucho’. Águila florecida.

[David Raiñancu Guichapay].

raipán:

El mismo Raipani.

 [Juan Raipán Millalonco].

raipani:

Ray(ën)-Pangui. Raiguen- Raiguen,  rayen, ‘flor’ [raiguen’n, rayün, ‘florecer’] ; pangui, ‘el puma’. Puma florecido.

[Carlños Raipani Lincomán].

raipange:

El mismo Raipani.

Raipillán:

Ray(ën)-Pillañ. Rayën, ‘flor’; Pilláñ, ‘espíritu ancestral, fuerza, energía cósmica’. Pillán florecido.

[María Raipillán Cayún].

Raiquén:

1. Rayën, raiguen, ‘flor’.

2. Raiquen, ‘buho’.

[Raúl Raiquén Colivoro].

ralil:

1. Ral·i-li. Ral·i, ‘el plato de madera para comer’; lil, ‘piedra, peñasco’. Plato de piedra.

2. Raq-lil. Raq, rag, ‘la greda’; lil, ‘piedra, peñasco’. Piedra gredosa.

3. Podría también tratarse del apellido Ranín.

Rampillán:

El mismo Raipillán.

[Luis Rampillán Remolcoy].

rampul:

1. Ray(ën)-pun. Raiguen- Raiguen,  rayen, ‘flor’ [raiguen’n, rayün, ‘florecer’] ; pun, ‘noche’. Noche florecida.

2. Rangnpun, ‘la medianoche’.

rancahuín:

Ran-cahuiñ. Ran, rag, ‘greda’; cahuiñ, ‘además del encuentro religioso es la junta o rehua:  una agrupación de clanes patrilineales’. Una parcialidad o caví gredoso.

[Rosamel Rancahuín Maymay].

Ranín:

Ranüm, ‘jaiba’.

[Cléofe Ranín Vera].

raquil:

1. Podría ser el mismo Ralil.

2. Rangquil, ‘una gramínea (Phragmites australis), conocida también como carrizo’.

[Tránsito Raquil Godoy].

rauque:

El mismo Rauquén.

 [Ignacia Rauque Panichini].

rauquén:

1. Reu-quem. Reu, ‘ola’; sufijo situativo -quem: ‘en, entre, con, donde. Equivale a -hue’. Donde hay olas.

2. Reu-quem. Reu, ‘ola’; quem, ‘invierno’ Ola de invierno.

3. El mismo Raiquén.

 [Olga Rauquén Quinán].

reinahuel:

El mismo Rainahuel.

[Carlos Reinahuel Pérez].

reiñanco:

Ray(ën)-ñamcu. Raiguen- Raiguen,  rayen, ‘flor’ [raiguen’n, rayün, ‘florecer’] ; ñamcu, ‘aguilucho’. Aguilucho florecido.

Remolcoy:

Rëmun-coy(am). Rëmun, ‘zambullirse’; coyam, ‘coigüe’. Coigüe sumergido.

Rëmuln-coy(am).Rëmuln, ‘enterrar’; coyam, ‘coigüe’. Coigüe enterrado.

[Olinda Remolcoy Nahuelpani].

remulcura:

Rëmun-cura. Rëmun, ‘zambullirse’; cura, ‘piedra’. Piedra  sumergida.

Rëmuln-cura. Rëmuln, ‘enterrar’; cura, ‘piedra’. Piedra  enterrada.

renilao:

Rëngi-lau(quen). Rëngi, ‘la quila’; lauquen, lavquen, ‘mar, lago’. Lago con quilantares.

Ruay:

Ruën, run, ‘pasar, correr el agua’.?

[Lautaro Ruay Nenén].

rucapán:

El mismo Rucapani.

[Ernesto Rucapán Millaldeo].

rucapani:

Ruca-pangui. Ruca, ‘casa’; pangui, ‘puma’. Guarida del puma.

[Rosa Rucapani Marimán].

rumpillán:

Rompü-Pillañ. Rompü, ‘crespo’; Pilláñ, ‘espíritu ancestral, fuerza, energía cósmica’. Pillán crespo.

[María Rumpillán Soto].

runiahue:

Rëngui-hue. Rengui, ‘la quila, la lanza’; hue, ‘lugar’. Lugar de quilas.

[Pedro Pablo Runiahue Leiva].

runil:

Rëngui. Rengui, ‘la quila, la lanza’.

Runín:

Rurin, ‘la abeja’.

[René Runín Millalonco].

rupallán:

 Pareciera el mismo apellido Rupamán, pero identificamos la raíz llangca, ‘pedernal ritual y para joyas’.

rupamán:

Rupáñman, ‘suceder algo a alguien: dolor, enojo; pasar la noche o el día en alguna parte u ocupación’.

Rupalman, ‘dejar pasar’.

[Juan Rupamán Molipichún].

T

tabie:

1. Tafü, ‘renü, cueva de brujos’.

2. Traun, ‘juntar, reunir’.

[Luis Tabie Ancapán].

Tacul:

Taculn, ‘cubrir, cubierto’.

[Rosalía Tacul Llancalahuén].

taihuel:

1. Tai-huenün. Trai, ‘cierto sonido, como del agua de la cascada [traiguén]’; huenün, ‘la melodía’. La melodía de la montaña [o del traiguén].

2. Tai-huenu. Trai, ‘cierto sonido, como del agua de la cascada [traiguén]’; huenu, ‘arriba, en alto; cielo, tiempo, clima’. El sonido que viene de arriba.

3. Podría ser el mismo apellido Teiguel.

taimante[teimante]:

Traiguen, ‘el agua que viene de arriba’; antü, ‘sol’. Sol de la cascada.

talcán:

Tralca-n. Tralca, ‘trueno’; -n, ’sufijo verbalizante’. Tronar.[66]

[Margarita Talcán Talcán].

Talma:

1. Trañman, ‘aplastar, echarse encima de algo o alguien’.[67]

2. Tralca-mañque. Tralca, ‘trueno’; mañque, ‘cóndor’. Cóndor tronador.

[Guillermo Talma Pérez].

talmar:

El mismo Talma.

Tangol:

Trafon, trangon, ‘quebrar y quebrarse [piedra, tabla, vidrio, etc.]’.

[Pedro Tangol Mansilla].

tarumán:

Traru-mañque. traru, ‘el ave de rapiña’; mañque, ‘el cóndor’. Cóndor-Traro.

[José Tarumán Tarumán].

Teca:

Trüca, ‘la teca, un cereal parecido al centeno’.

Trecan, ‘dar pasos firmes’.

 [José Teca Teca].

Tecay:

El mismo Teca.

[Faustino Tecay Raín].

Teiguel:

1. Treiguel, treile, traile, ‘queltegüe’.

2. El mismo apellido Taihuel.

[Orlando Teiguel Tangol].

teimante:

El mismo Taimante.

[Guillermo Teimante Chiguay].

teneb:

1. Trünefu, trëque’fün, ‘encogerse, contraerse, acalambrarse’.

2. Trëfün, ‘estar afixiado, sofocado o atorado’.

[Juan Teneb Raimilla].

terán:

Tellán, ‘denso, espeso, tupido’.

Telang, ‘talonear el caballo’.

tereucan:

Tureo-caníu. Churreu, trureu, tureo, ‘el avecilla churrete o piloto’; caníu,’cresta, plumaje’. Copete de Piloto.

teuquil:

Tiu(que)-quilquil. Tiuque, ‘el ave de rapiña conocido también como chimango’; quilquil, ‘el chuncho’. El chuncho-Tiuque.

tihuel:

Trihue, tihue, ‘tepa, laurel’.

Tihuén, ‘una chusquea cordillerana más corta que la quila’.

Timeo:

Tineo, tenío, ‘un árbol maderero’.

tiucol:

Tiuque-colü. Tiuque, ‘el ave de rapiña conocido también como chimango’; colü, colli, ‘color café claro y oscuro, pardo, bruño, castaño’. Tiuque pardo.

traiguén:

Traiguen, trayen, ‘la cascada y toda agua que viene desde arriba’.

[Carmen Traiguén Paillalef].

traillanca:

Traiguen-llangca. Traiguen, trayen, ‘la cascada y toda agua que viene desde arriba’; llangca, ‘pedernal ritual y para joyas’. Llancas del traiguén.

[Fresia Traillanca Marío].

treimún:

Trai(guen)-mon. Traiguen, trayen, ‘la cascada y toda agua que viene desde arriba’; mongcol, mon, ‘redondo, globo o con esa forma. Traiguén redondo [su fuente].

treuquemil:

Cheuque-milla. Cheuque, ‘el avestruz’; milla, ‘oro’. Oro de avestruz.

turén:

Tureu-n(ahuel). Tureu, churreu, ‘el churrete o piloto, una avecilla de playa’; nahuel, ‘el tigre’. Tigre-churrete [encuentro de dos linajes].

[Marta Turén Millalonco].

Tureo:

Tureu, churreu, ‘el churrete o piloto, una avecilla de playa’.

[Antonio Tureo Hernández].

Tureuna:

Tureu-na(huel). Tureu, ‘churrete, piloto’; nahuel, ‘tigre’. Tigre-churrete [encuentro de linajes]

[Pascual Tureuna Gárate].

U

Ule:

Uleuman, ‘péuman, soñar’.

[Juan Ule].

uricahuín [Unicahuín]:

Huirca-cahuiñ. Huirca, huishca, ‘pinta blanca en el cuello, rostro o cuerpo; ; cahuiñ, ‘encuentro religioso o laboral de carácter festivo, pero también una agrupación o parcialidad’. Cahuín con pintura corporal / Marca o distintivo que caracteriza al linaje de determinado caví.

[Manuel Unicahuín Raín].

unquén:

Ungeln, ‘olvidar’.

[Santiago Unquén Marimán].

urimilla:

Huirca-milla Huirca, huishca, ‘pinta blanca en el cuello, rostro o cuerpo; milla, ‘oro’. Oro marcado o veteado.

v

velquén:

1. Vil(cuñ)-l(av)quen. Fillcuñ, vilcuñ, ‘lagartija’; l·afquen, l·avquen [de: l·afn, ‘llano, plano’]. Lagartija del lago.

2. Vil(cuñ)- quem. Fillcuñ, vilcuñ, ‘lagartija’; quem, ‘situativo equivalente a hue’. Donde hay lagartijas.

[Teolinda Velquén Mañao].

 

villancur:

Fillan, villan, ‘sufrir escasez’; el segundo elemento [sustantivo], sugerido en el apócoque, puede tener variadas posibilidades: cure, ‘la esposa’; cura, ‘piedra’, etc.

 

 



[1] Mostny [Culturas..., p. 73] escribe: “...todos descendían de un antepasado común” La familia se habría  organizado antiguamente por descendencia matrilineal, es decir, las mujeres transmitían el apellido a los hijos e hijas, y eran herederas de los bienes. El marido iba a casa de la familia de la novia y los hijos pertenecían a la familia de la mujer. A la llegada de los españoles este cuadro se presenta diferente. Los hijos pertenecían al linaje del padre; la mujer sólo los daba a luz. Es decir, cohabitaban dos linajes, claramente diferenciados y privilegiados, bajo un mismo techo.

Zapater [Los aborígenes..., p. 53] señala, como ejemplo, que el grado de parentesco  variaba entre el hermano del padre y el hermano de la madre. Entre los hijos del hermano del padre y los hijos del hermano de la madre. Los hijos del hermano del padre pertenecían  al mismo clan o linaje de su padre.  Los hijos del hermano de la madre pertenecían al clan, o linaje materno, distinto del suyo. Cada uno de estos parentesco se expresaba con conceptos lingüísticos diferentes.

[2] Don Ricardo Latcham [La organización Social y las Creencias de los Antiguos Araucanos. Imprenta Cervantes, Santiago, 1924: p. 80] señala que estas prácticas perduraron hasta fines del s. XVIII. “En la actualidad... no tienen conocimiento de esta institución, y se ha perdido hasta el significado de la voz cúga...” . “...todavía hacen ofrendas a las vertientes, pero no tienen noción de su significado”. Solo dicen: “así lo hemos aprendido de nuestros antecesores”.

[3] Luis de Valdivia. Arte, Vocabulario y confesionario de la lengua de Chile, Leipzig, 1887: p. 52.

[4] Revise las notas anteriores a esta.

[5] Hace medio siglo esta ceremonia - Catar- se mantenía en Chiloé, entre la población mestiza, institucionalizando el compadreo.

[6] Bernardo Havestadt. Chilidúgu, sive tractatus linguae Chilensis, Lipsiae, 1883: II, p. 640

[7] El Abate Molina refuerza: “...son compuestos del nombre propio, que suele ser un adjetivo o un numeral, y del apellido de la familia, el cual pospone siempre el nombre propio; como se usa en Europa: por ejemplo cari-lemu, verde bosque; meli-antu, cuatro soles; el primero denota a un individuo de la familia de los lemus, o de los bosques, y el segundo de los antus, o de los soles”.[Ignacio Molina. Compendio..., Santiago 1901:p. 187].

[8] En Huillinco nos alertaban: cuando alguien llama no responda de inmediato, sin cerciorarse quien es el que lo reclama. No vaya a ser que le ocurra como a Pedro Picticar que murió dentro del año, por responder a una llamada misteriosa.

[9] Jerónimo de Vivar. Crónica y Relación Copiosa y Verdadera de los Reinos de Chile, Fondo Toribio Medina, Santiago, 1966: p. 156

[10] Armando Marileo, citado por R. Foerster. Introducción a la Religiosidad Mapuche. p. 64.

Küme Neyen es el ‘alimento que da vida al hombre, a los antepasados y a la naturaleza; proviene de Chau Ngenechén, de allí que sea soplo, alimento espiritual’ [Ibidem, p. 64]

[11]  R. Foerster. Introducción..., p. 67.

[12] Ibidem, p. 76

[13] Louis Faron. Hawks of the Sun. University of Pittsburgh Press, Pittsburgh, 1964: p. 53].

[14] Luis faron. Araucanian..., Citado por: R. Foerster. Introducción .... p.74.

[15] El choique-purún y la danza del trel [treguil-purún], serían resabios del clan totémico cuando la gente danzaba para identificarse con su totem y agradar al animal reverenciado [Tomás Guevara, Psicología del Pueblo Araucano,  Imprenta Cervantes, Santiago, 1908: p. 312].

En esta danza intervienen hombres de distintos linajes. Sus mujeres cantan a los nombres vernáculos masculinos.  [R. Foerster. Introducción..., p. 98].

[16] Thomas Dillehay. La influencia política..., p.76.[ R. Foerster. Introducción ....74-75 pp.].

[17] También: ‘Pintarse la cara y el cuerpo con los símbolos totémicos o llevar adornos que indican su rango o linaje’.

[18] Hemos reconocido 530 apellidos de raigambre mapuche en nuestro archipiélago, en una primera compilación.

[19] El nombre de un lugar obedece, generalmente, a una descripción física, caracterizadora. Pero, en otros casos, se le designa así porqueen ese lugar se estableció una familia con ese nombre. En un litigio del XVII se lee: “...que todas las tierras siempre se nombran como los caciques dellas”[Citado por Latchman. La Organización..., p.145]

                Entre los cüngas más comunes de Chiloé, que podemos asociar a topónimos, tenemos: Antü, Calquin,  Calvü, Co, Cura. Cheuque, Dehui, Huenu, Lafquen, Lemu, Leuvü, Llanca, Lonco, Luan, Mañque, Milla, Nahuel, Ngèru, Ñamcu, Pangui, Pillán,  Pinda, Pire, Quepü, Traru, Vilu, Vilcun, etc.

[20]             Hay excepciones como Nahuel, el tigre de los pajonales argentinos, un cünga bastante común en Chiloé, pero también en Chile y originariamente, por cierto, de Argentina. Lo mismo se puede decir del linaje Chueuqe y luan, animales que tampoco  existieron en las islas.

                El apellido Caimalgén en la isla Tabón sería el único indicio claro de un linaje local, suponiendo que nunca existió más al norte.

[21] Este mismo fenómeno se da con los nombres familiares: Yencho, es Lorenzo; Peta, será Petronila; Cochecame, será José del Carmen; etc.

[22] De acuerdo a la sintaxis del mapudùngun el primer nombre hace las veces de adjetivo del segundo.

[23] Ngenechen, debiera ser Ngen-chen, pero se suaviza el empalme agregándole una vocal.

[24] También el primero componente pudo ser ayüun ‘alegrarse’, ‘alegre’. Podría también ser el mismo Aillalef ‘nueve levos o parcialidades’.

[25] Este sonido característico del mapuche se incorpora al castellano a  través del léxico, pero en la sintaxis de esta última lengua se transforma en ñ o n y se realiza como alveolar. Se trata de un fonema de articulación velar‑oclusiva‑sonora‑nasal. Suena como la ‑N‑ de gaNga, blaNco o loNja. Fonéticamente se le grafica como [h], pero corrientemente se le representa como g [con punto o raya en su base], gn o ng. En esta ocasión aparecerá como ngu en nuestros textos.

 

[26] Es poco probable esta acepción porque jugar con el sol es una prohibición chilota, posiblemente heredada de la cultura mapuche.

[27] El segundo componente -coy podría referirse también a coy(am), el pellín o roble o al coi(pu). En ese caso significaría roble azulado o coipo azul.

[28]

[29] Es posible que haya operado una suerte de encubrimiento del apellido mediante la fonética castellana, como ocurrió en España con los apellidos judíos.

[30] Este apellido se ha castellanizado como Carril [Cf. E, Barruel. Breve Descripción..., p. 81

 

[31] El chavo-lonco, chavalonco o chavalongo se traduce literalmente como quebrazón de cabeza, pero se refiere a la fiebre tifoidea.

[32]  Ricardo Latcham. Organización...l9-192 pp.

 

[33] Variante gráfica que con el tiempo determina una pronunciación diferente en hablantes castellanos.

[34] El cüme neyen [nehuen] desiga al alimento que da vida al hombre, a los antepasados y a  la naturaleza.[R. Foerster. Introducción a la Religiosidad Mapuche. p. 64].

[35] El Padre Moesbach dice: “Será por lo ridículo de sus nombres que las mujeres indias se hacen tanto rogar para divulgarlos”. Otro sacerdote, Housse, complementa: a las mujeres les ponían nombres “totalmente ridículos, a veces despectivos y, a menudo, graciosos”. El mismo da algunos ejemplos que, para el europeo puedieron sonar de ese modo, acaso por su carencia de ludismo: Chodcadi ‘costilla amarilla’; Huillinantu ‘nutria del sol’; Rayentrai ‘cascada de flores’; etc,

[36] Según la leyenda Huanilén era una hermosa joven que se embelesa contemplando las estrellas, pero un día fue raptada por un enano, quien la mantuvo cautiva en una cueva. Finalmente logra escapar, en una embarcación, llevando consigo al vástago resultante de esta relación. El pequeño amante sigue a su familia, introduciéndose en el mar, hasta ahogarse. Pero este hecho enfurece a las aguas, dando origen a las tempestades, hasta entonces desco­nocidas.

La leyenda se conserva en Chiloé, perdiéndose el nombre de la joven y el raptor es el Trauco.

[37] Empero, el desplazamiento de esta ave es casi a ras de playa, dando saltitos volantes al pie de las olas.

[38] Es menos probable esta acepción porque TUREO existe como linaje.

[39] En una invocación la machi -que exorcisa a un huecufe- dice: “...Debes tomar tu lanza de oro y debes hacer uso de ella contra el pérfido enemigo...y lo expulses para siempre...”[Martín Alonqueo. Instituciones Religiosas..., p. 135].

Pillán [hoy Nguenechén] vive en una casa de oro, en una silla de oro, etc.

[40] Estas son las llamadas piedras de rayo porque se les supone que caen del cielo cuando hay tempestades eléctricas. Serían las  mismas piedras quepucas que fueron usadas en Chiloé para fertilizar la sementera, frotándolas -la macho contra la hembra- sobre las semillas que iban a ser sembradas.

[41] Güi, üi,  es el concepto que define el nombre en mapuche. Así como el cunga constituye el linaje.

[42] Entre los mapuche existe la creencia en un espíritu protector: Huircal·eufü.

[43] Recordemos que la conjugación gráfica gn, ng.g [con punto o raya en su base], corresponde a un fonema que no tiene el castellano. Se trata de un fonema de articulación velar‑ oclusiva‑  sonora‑ nasal. Suena como la ‑N‑ de gaNga, blaNco o loNja. Fonéticamente se le grafica como [h].

 

[44] Al parecer, este apellido se introdujo a Chiloé a través de don Juan Fermín Lemuy Treumún, Maestro, organizador y reactivador de la cultura mapuche: En 1935 llegó este cacique proveniente de San Juan de la Costa, en Osorno.

                ‑‑”El vino a reconocer la raza indígena; vino a levantar estas comunidades”, dice una vecina que lo conoció.

                En 1931 se dicta la ley de división de comunidades indígenas. Estos dirigentes promovieron la creación de comunidades como una forma de defenderse de la fragmentación propuesta y luchar por una ley que. exima del Pago de Contribuciones y Haberes a los indígenas organizados. Se formaron alrededor de 30, después de la llegada del cacique Lemuy. Paralelamente se promovió la identificación de esos grupos con su cultura ancestral, teniendo como referente el tronco mapuche.

           En octubre de 1941, el cacique José Antonio Huenteo se rebela junto a casi un centenar de huilliche a una acción judicial y se produce un enfrentamiento con carabineros con una docena de heridos a bala. Las autoridades responsabilizan intelectualmente a Fermín Lemuy, como se destaca en El Llanquihué del 21 de octubre: “quien capitaneó a los rebeldes por medio de una activa campaña al principio y después por la incitación a la violencia. Lemuy llegó a Queilen después de visitar diversas ciudades predicándoles a los indígenas que son ellos los dueños autóctonos de las tierras”, publica este diario regional.

[45] Su étimo podría ser también: lev[veloz]-pichu’n [‘emplumar’]. El veloz emplumado.

[46] Sólo del primer elemento estamos ciertos. Si bure está referido a huesos, posiblemente ambos aparezcan como rituales.

 

[47] La traducción literal sería: Llanca, ‘piedra ritual, chaquira ornamental’;lahuén, ‘remedio cualquiera’.

[48] Existe otro concepto que, si bien aparece distante por el sentido, lo anotamos: llange llange, ‘una plataforma cuadrangular elevada, , que servía como altar en el nguillatún, donde se colocaba platos con sangre del sacrificio de animales y la chicha’.

 

[49] Según Wilhem de Moesbach [Voz... p. 155] “eran adornos fantásticos que llevaban los antiguos guerreros en la cabeza; consistían en penachos y más frecuentemente en cabezas de animales [zorros, gatos monteses, etc.], usados también en las fiestas de la raza.”

[50] Véase nota a Marilahuén.

[51] Deriva de: Huen-co. Huen ‘colectivo’; co, ‘agua y sitios aguanosos’.

[52] Este es un concepto muy complejo. Maréupu [mari epu], es el numeral 12, referido a la docena de yerbas medicinales necesarias para esta pócima. Se trata de un preparado místico ‘que dicen conseguir de Neguenechén’, señala Félix de Augusta [Diccionario..., p. 142]. El concepto mareupu encierra, además, ideas religiosas, según Erize [Mapuche...6, p.77]: Mareupuantü, es el Creador de la Vida e hijo del sol, según el Padre Luis de Valdivia. Meréupull es, a su vez, la hilera de cántaros con chicha para el nguillatún o maricun, dice Augusta. Empero, Wilhem de Moesbach dice que estos cántaros contienen los doce remedios místicos.

 

[53] Aquí se produce un problema de transcripción con un fonema de articulación velar‑oclusiva‑ sonora‑ nasal. Suena como la ‑N‑ de gaNga, blaNco o loNja. Se escribe habitualmente como ngu, que equivale al signo fonético [h].

[54] Estas son las llamadas piedras de rayo porque se les supone que caen del cielo cuando hay tempestades eléctricas. Serían las  mismas piedras quepucas que fueron usadas en Chiloé para fertilizar la sementera, frotándolas -la macho contra la hembra- sobre las semillas que iban a ser sembradas.

[55] Melico lahuen [también melinco, melincon] es en un remedio mapuche que consiste en cuatro aguas sanatorias administradas por el machi a sus enfermos. El cuatro es un número ritual, tomado de la naturaleza: las cuatro esquinas del mundo.

 

[56] En la zona de Cucao, donde el apellido Millacura es abundante, se cuenta que en una laguna del sector retozaba una hermosa joven que fue raptada por un joven que andaba tras la ‘piedra de oro’.   

[57] Según, Cañas Pinochet, existió entre los indígenas de Chiloé reminiscencias de un ser mítico llamado Millalonco, recordado como sabio, como alguien providente, como un ser muy amado por su pueblo y que era siempre el consuelo y esperanza de los afligidos. Dowling, quien cita al personaje, agrega: “no tendría nada de extraño que tal ser tradicional fuese el mismo Nguenechén en su función de héroe civilizador. Recordemos que Nguenechén era asociado con el sol, y entre los epítetos con que se le nombraba aparecía el concepto milla (oro o aúreo) y longco (cabeza, jefe)”.[ Cañas, Estudios..., p. 227, nota 1.]

Según De Augusta [Diccionario..., p. 150] el Millalonco, el de los cabellos de oro, es un huecufü que posee el mar. Podría tratarse de una confusión con el Millalobo, una especie de Dueño del Mar.

[58] El nahuel o Similodon bonariensis era un felino cernícalo, habitante de las pampas y pajonales argentinos, de corpulencia mayor que el actual tigre de bengala. Los mapuche reverenciaban a este animal y lo llamaban vutahuentru -hombre grande-. Nahuel es uno de los cungas más conocidos y  aparece, además, en la toponimia.

[59] Existe la posibilidad de que este componente inicial derive del verbo nguen ‘ser, estar’ de donde nace el concepto de dueño: Nguenechén, ‘dueño de los seres humanos’, etc. De ser así, estas estirpes significarían: ser puma, ser tigre, ser cóndor, etc.

María Ester Grebe, define este concepto como: ‘espíritu dueño y guardián de la naturaleza’. Da a conocer un relato donde se señala que una vez creado el mundo el Dios y su esposa dejaron en cada cosa un Ngen que era el cuidador  del Dios. Estos son los cuidadores o dueños de los cerros [Ngen-huincul], de las aguas [Ngen-co], etc. Son seres animados,, activos, con caracteres antropomorfos, zoomorfos y fitomorfos. [.[R. Foerster. Introducción a la Religiosidad Mapuche. p. 67].

Ver nota bajo concepto: Rainpillán.

[60] En otras áreas mapuche el apellido es: Geipán, Neguipán, Neipán, etc. Confirmando que el componente inicial Nai, Nei, deriva de nguen ‘ser, estar’.

[61] El escritor A. Cañas Pinochet, al presentar un valioso material [poesía collag] aportado por Elías Tecul de Caguach, hace un alcance: se había cambiado el apellido traduciéndolo como Carrera.

[62] Ngëngën es una especie de patriarca mítico que habría venido a ayudar al pueblo mapuche cuando se vieron aplastados por los españoles. Los alentó a luchar y les regaló una flauta mágica. También es nombre para el pidén.

[63] Reu, tal vez sea una transformación fonética de Cheo, cheuque, ‘avestruz’.

[64] Una mujer designa así a sus hijos, a los de su hermana, a los del hermano de su marido y hasta sus propios primos de ambos sexos, hijos de su tía materna.[De Augusta. Diccionario..., s.v. peñeñ]

 

[65] Nguen-rayën, correspondería en lo religioso a este Rayën-Pillán o Pillán protector de las flores.

Pillán, lo hemos señalado , es un autor o dueño [nguen]. Llaman Pillán “a lo vigoroso, a lo extraordinario, a lo poderoso, al inquietante fenómeno”. [Citado en: R. Foerster. Introducción a la Religiosidad Mapuche. p. 76].

Nguenechén, Nguenemapu, son sólo cuidadores del universo y de la tierra respectivamente, así como los cuidadores de los cerros     -Nguen huincul- o de las aguas -Nguen co-.

No hay un Dios, en el sentido occidental, pero sí estos protectores que la antigüedad asoció a Pillán, cuya concepción con el tiempo se ha alterado. La tradición señala que en cada cosa hay un cuidador, un nguen. Empero, Nguenechén y Nguenemapu, hoy son deidificados y así también lo ha sido el mismo Pillán.

Vaya a la nota bajo el concepto: Raín.

[66] Una de las Islas Desertores lleva este nombre.

[67] Podría estar asociado al Trañma L·eufü, un antepasado mítico del sacerdote del Nguillatún y de la machi.

|

Comentarios

Me parece estupendo el poder acceder a estos documentos.GRACIAS...

Responder

me gusta conocer mas de mi tierra y sus origenes,les falta mas apellidos que incorporar por eemplo CURIPE, LLANCAO, QUINTRIQUEO, PNCHULAF EN FIN PUEDE HABER MUCHOS MAS...

Responder

Estos apellidos son sólo del área Chiloé

Responder

me gustaría saber el significado de mi apellido...Llancal

Responder

quien me pude ayudar  y decir si el apellido    ITE  puede ser un apellido que  sea indigena porfa

Responder

Me gustaria saber si pueden buscar mi apellido, lo he buscado por muchas partes y no lo encuentro es HUENUIL estaria muy agradecida :)

Responder

HUENU, HUENO es el cielo

IL es apócope de huilque (wilke), el zorzal

 

ZORZAL DEL CIELO

 

FELICITACIONES POR TAN BELLO APELLIDO 

Responder

quien me pede decir el significado de saavedra

Responder

Hola me gustaria saber el significado del apellido RAYU es el apellido de mi madre quien nacio en Los Toldos Gral Viamonte y su padre se llamaba Segundo Rayu y creemos que eran Mapuches..de la Tribu de Coliqueo..me encantaria saber su significado..desde ya muchas gracias.

Responder

deriva de RAYEN,  la flor.

Responder

hola queria saber que significa mi apellido ... es QUIÑINAO ... si alguien sabe xfa avisame

Responder
es un apellido mapuche. QUIÑE es el numeral ?uno'; NAO es apòcope de NAHUEL, el tigre de los pajonales argentinos. Su apellido significa UN TIGRE, pues tendrà que demostrar en vida esa caracterìstica. Saludos Renato Càrdenas
Responder

 lamgen quisiera saber el significado de los apellidos : MILLAPI y MILLAHUAL ,

MUCHAS GRACIAS 

Responder

 Qué significan mis apellidos, colipai y pafian, mas el origen del apellido Deuma

Responder

COLIPAI, debes buscar Colipani que en realidad es COLÜ + PANGI "puma colorado"

Responder

Que lindo que existan estos archivos gracias por conocer el significado de mi apellido

Responder

quisiera saber el significado de mi apellido .huenchuñil.y quisiera saber en q lugar,zona o region,.hay personas con este apellido,.porque he estado invistigando y no consigo muchas respuestas,.

desde ya muchisimas gracias ,.

Responder

Excelente trabajo. No tengo más que agradecer la labor que haces al publicar tan valioso material. 
Sería de mucho valor cultural un sitio análogo a este que tenga nombres de lugares de Chile y Argentina, junto a su respectiva onomatopeya y significado. Ojalá alguien tenga la iniciativa y dedique su tiempo en rescatar la cultura de nuestro ancestral pueblo.
Saludos cordiales. 

Responder

Necesito saber del apellido QUILODRÁN. Al respecto se escriben diferentes historias y comentarios y otros se basan principalmente en los estudios de Titulos de Merced, los que en sí son discriminatorios respecto de sus pares. Cabe destacar que mi padrino era un mapuche de apellido Quilodrán y el segundo apellido de mi suegro es también Quilodrán. pero, ambas personas han perdido sus ancestros mas directos y a su vez han perdido su história familiar con lo cual se pierde algo muy importante de poder re-construir en lo que a pasado de los actuales se refiere.

De tal forma que hoy se encuentran sin un pasado familiar (los que están vivos) y a su vez tampoco pueden insertarse en el pasado histórico de un Pueblo legendario. Porque también tienen la negativa de las autoridades gubernamentales, en cuanto, a que mientras menos sean los Pueblos Indígenas sus descendientes, mejor es para las arcas fiscales y el propio reconocimiento a estos descendientes.

Por lo anterior descrito, solicito tenga Ud a bién en entregarme una real información al respecto, ya que será un aporte histórico con un legado ancestral y una gran tranquilidad emocional para gran parte de la familia con este intangible apellido. GRACIAS 

Responder

Hola

Mi abuela paterna se llamaba Orita Tureo nacida en Chiloe, ¿sáben si me quedan parientes en Chile?.

Saludos.

Responder

Quiro saber el significado de mi apellido,lo he buscado y no lo puedo encontrar,gracias

Responder

Quiero saber el significado de mi apellido ANIÑIR,lo he buscado y no lo puedo encontrar,gracias

Responder

POR FAVOR QUE ALGUIEN ME DIGA EL SIGNIFICADO DE ANIÑIR

Responder

POR LO QUE SE EL APELLIDO "CHAMIA" ES UN APELLIDO DE ORIGEN ARABE SE EQUIVOCARON EN PONERLO POR DIOS...

Responder

EL APELLIDO CHAMIA ES DE ORIGEN ARABE... ES COSA DE PONER "CHAMIA" EN UN VIDEO DE YOUTUBE Y SALEN CANCCIONES ARABES CON GENTE DE APELLIDO CHAMIA. POR ALGO NO SALE SU SIGNIFICADO... ESTA GENTE ARABE LLEGO A HACE MUCHOS AÑOS A VIVIR A ESOS LUGARES DE CHILOE O EL SUR DE CHILE. EXISTEN POCAS FAMILIAS CON ESE APELLIDO. 

Responder

quisiera saber el significado de mi abuela y si esta relacionado entre si Aucapan  con Ancapan

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar